Bernal y Toral sí son profetas en su tierra

El domingo se celebró en Jumilla la tercera edición del Half Festrijump01

Guillermo Bernal fue el mejor triatleta local en la categoría Half, en la que se impuso el extremeño Paquillo Fernández. Antonio Toral hizo lo propio en la distancia olímpica

 

El triatleta natural de Extremadura, Paquillo Fernández, fue el vencedor de la tercera edición del Half Festrijump que se celebró el domingo en Jumilla, y que contó con la participación de un total de 400 deportistas entre sus dos categorías.

La prueba reina fue la distancia Half (Medio Ironman), con 1.800 metros de natación que se realizaron en el pantano de Camarillas; 90 kilómetros de bicicleta en el que los ciclistas se dirigieron a Jumilla; y para terminar, una media maratón, con 21 kilómetros a pie que tuvieron lugar por las calles de la localidad. Paquillo Fernández comenzó el sector de carrera a pie con once minutos de ventaja con respecto a su perseguidor, y aunque asegura haberlo pasado muy mal, la renta fue suficiente como para hacerse con la victoria.

El deportista extremeño explica que se exprimió en la natación y en la segunda mitad del tramo de bicicleta, por lo que llegó a meta totalmente fundido. “No estaba seguro de poder terminarlo. He llegado a meta bastante justo”, admitía Paquillo.

En el ámbito local, el primero de los triatletas jumillanos en esta distancia de Medio Ironman fue Guillermo Bernal, que dio su objetivo por cumplido al haber completado los tres sectores por debajo de las 5 horas.

El del Club Triatlón Montesinos, que ha tomado parte en la prueba en los tres años que se ha celebrado, consiguió con esta victoria su mejor resultado en cuanto a atletas de la localidad se refiere. “No corro para ganar, solo para pasármelo bien, y hoy he vuelto a hacerlo”, declaraba Bernal a su llegada a meta.

También se celebró la distancia Olímpica, en la que los triatletas debían recorrer 750 metros de natación, 45 kilómetros de bicicleta, y poco más de 10 kilómetros a pie, y en la que el mejor de los de Jumilla fue Antonio Toral, que va mejorando sus sensaciones tras un virus que le ha tenido en jaque este último mes. El también triatleta quesero se exprimió a fondo en los dos primeros sectores, los que mejor se le dan, para acabar sufriendo muchísimo en la carrera a pie, pero consiguiendo terminar entre los veinte primeros de la general.

Ya en el aspecto organizativo, José Antonio Espinosa afirma haber tenido muchos problemas para poder sacar adelante este III Half Festrijump, que ha contado con 400 participantes en línea de salida. “Los esfuerzos han merecido la pena. Al final todo ha salido perfectamente y hemos alcanzado nuestra cota más alta de participación. Parece un tópico, pero ha sido un trabajo muy arduo, con dificultades y trabas que al final se han solventado con nota”, declaraba Espinosa, organizador de esta prueba que en su tercera edición ya es un referente del triatlón murciano, y que se ha convertido en una de las pruebas estrella del calendario local.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en