Bodegas Alceño lanza Inédita, un vino especial y de coleccionista para un público exigente y con criterio

Siguiendo la línea ascendente en la elaboración de vinos de calidad y para atender a las exigencias de un segmento de consumidores específico que lo está demandando, Bodegas Alceño sorprende con un inédito vino de una serie inédita, a la que se unirán otros tres más que saldrán a la luz más adelante.

Inédita es un conjunto de pequeñas historias embotelladas con una edición limitada, de la que tan solo habrá unas 4.000 botellas de cada uno de ellos, por lo que son vinos que no se volverán a repetir, serán únicos y muy especiales.

El primer vino de la serie se llama precisamente  Inédita, un vino elaborado con la variedad garnacha tintorera, que ya está implantada en Jumilla cuyas uvas proceden de una finca del Término de Arriba, un terreno calizo y pedregoso situado a una altitud de 800 metros y rodeado de monte. Todas las cepas son de pie directo y han sido seleccionadas con una producción inferior a 1,5 kg  por planta, para obtener la mejor calidad y un “vino inédito”, según el enólogo de Alceño, Juan Miguel Benítez.

Inédita es un vino diferente y de gama alta, para un público exigente, apuntaba Benítez, un vino de coleccionista para un segmento de consumidores que buscan vinos especiales para momentos especiales, ya que ni la añada ni el propio vino se volverán a repetir.

Sobre la ficha de cata de Inédita, su elaborador ha destacado que se trata de un vino de 2014, que ya tiene tres años y que al verterlo en la copa ya se observa su capa media alta, con un color granate y que ha calificado como un vino denso, que en nariz, tras su oxigenación, porque se recomienda decantar,  ofrece una gran gama aromática que va desde la vainilla, hasta los toques especiados, y frutas maduras, sin olvidar el tomillo y romero, característico de la zona de monte de donde proceden las uvas. En boca, es un vino fino, elegante y suave, no es rompedor, pero es un muy fácil de tomar, con post gusto largo y muy fino, agradable de tomar y que va de lujo, matiza Benítez, por ejemplo y entre otras muchas comidas típicas de la Región, con el tradicional gazpacho jumillano.

Sobre la relación calidad precio, “es fantástica”, ya que Inédita, llega tras Alceño 12 y Alceño 50 y tiene un precio muy razonable para el segmento de calidad en el que está posicionado, y Bodegas Alceño precisaba ya de un vino de estas características, por ello han dado este salto, y lo han hecho con Inédita, un vino diferente y especial y para un público exigente. 

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This