Cerca de 1.800 estudiantes vuelven a las clases de Secundaria y Bachiller

El inicio del curso viene marcado por el aumento del número de alumnos y la falta de espacio en los centros

Foto-Arzobispo

La Consejería lleva años sin ofrecer una solución a la falta de espacio

 

Alrededor de 1.800 alumnos estudiantes de Secundaria y Bachiller vuelven a ocupar las aulas de los dos institutos de Enseñanza Secundaria de la localidad, el IES Arzobispo Lozano y el IES Infanta Elena. Aunque según el calendario escolar elaborado en Jumilla la entrada estaba prevista para el lunes 15 de septiembre, lo cierto es que la incorporación de los alumnos se va adaptando a lo largo de la semana según las necesidades y peculiaridades de cada instituto.

De esta manera, estaba previsto que todos los alumnos estuvieran ubicados en sus respectivas aulas entre ayer y hoy jueves.

FALTA DE ESPACIO

Siete Días Jumilla ha hablado con los directores de los dos centros de Secundaria, Pascual Hernández del Arzobispo Lozano y Francisco Campillo del IES Infanta Elena, quienes en sus declaraciones denunciaban la falta de espacio en sus respectivos institutos, debido principalmente al aumento de alumnos en Bachillerato.

IES ARZOBISPO LOZANO

Pascual Hernández, director del Arzobispo Lozano, recibía a los alumnos de 1º de la ESO el pasado martes con una serie de actividades lúdicas para dar a conocer a los nuevos alumnos las instalaciones del centro y tener una primera toma de contacto con sus tutores.

Se estima que las clases comenzaran con normalidad para todos los cursos ayer miércoles, aunque todavía están pendientes de si la Consejería de Educación varía algún grupo, ya que eso daría lugar a cuadrar de nuevo los horarios.

En el Arzobispo Lozano se incorporan alrededor de 600 alumnos entre Secundaria y Bachiller, y “eso conlleva una falta de espacio ya que se han ampliado también algunos programas educativos, y la distribución no será fácil”, señalaba el director del Arzobispo. Hernández también ha querido destacar el proyecto ArzoIdeas que aunque es extracurricular y se puso en marcha el año anterior, ha sido finalista para un premio nacional, del que están pendientes de la resolución.

ArzoIdeas se pretende ampliar para trabajar con todo el centro y convertirlo en un macroproyecto con la idea de exportarlo fuera del centro.

LA ESO TAMBIÉN ARRANCA EN EL SANTA ANA Y CRUZ DE PIEDRA

Paralelamente al inicio del curso en los dos institutos, comenzaban también su actividad dos colegios que además de impartir los ciclos de Educación Infantil y Primaria, también acogen a los estudiantes de Secundaria. Se trata del colegio Santa Ana y el colegio Cruz de Piedra. En ambos, también se han iniciado los nuevos alumnos de 1º de la ESO, así como los de 2º, 3º y 4º que continúan con el ciclo hasta que lleguen a Bachiller, que será entonces cuando deberán abandonar los colegios y elegir en qué instituto de los dos siguen con su formación postobligatoria. En ambos centros se han incorporado unos 215 alumnos, de los que 115 pertenecen al colegio de Santa Ana, y otros 100 comenzaban en el Cruz de Piedra. Los directores de los centros, Francisco Jiménez y María Francisca Mateo respectivamente, han señalado que todo ha comenzado con absoluta normalidad.

INFANTA ELENA

Francisco Campillo, director del IES Infanta Elena, señalaba a Siete Días Jumilla que alrededor de 1.000 alumnos se incorporaban a las aulas a lo largo de la semana.

Además, destacaba que eran “muchos porque el espacio no ha crecido, pero los alumnos sí, y es una materia pendiente de este instituto la ampliación del centro, por lo que adolecen de espacio suficiente ya que su capacidad está al cien por cien.”

Campillo apuntaba que “realizar un horario para dar respuesta a todos los alumnos se hace muy complicado”, y repetía que “el gran inconveniente del centro era la falta de espacio, pero lo que tratamos es de dar respuesta a las necesidades de los alumnos con los múltiples programas educativos que tenemos en marcha”.

El otro reto, el de la falta de espacio, reivindicaba que era cuestión de la Consejería de Educación, y que parece que las gestiones que llevan realizando desde hace unos seis u ocho años, se quedan escasas, ya que hasta la fecha no hay respuesta alguna. Igualmente, el director del Infanta Elena informó que durante este año van a consolidar los programas que tienen en marcha y que siguen teniendo demanda por parte de los alumnos, como son, el programa Enseñanza 21, el bilingüe, con la incorporación de una nueva materia en inglés, el programa de investigación, incorporan segundo de refuerzo curricular, formación profesional básica, etc.

Al mismo tiempo la novedad más significativa es que este año, -añadía-, algo más de 160 alumnos no llevarán libros en formato de papel, sino que se incorporan a las nuevas tecnologías relacionadas con la educación.

 

 

Author: Siete Días

Share This Post On