El FC Jumilla se desinfla en una segunda parte para el olvido

Los vinícolas cayeron derrotados por un contundente 1-5 ante el Mar Menor.

 

Un penalty errado por Glory al filo de los primeros 45 minutos dió paso a una segunda parte en la que el cuadro local se caricaturizó encajando hasta cinco goles.

Visitaba el Mar Menor, quinto en la tabla, el Municipal de la Hoya para enfrentarse al FC Jumilla, quien ocupaba la sexta posición. Lo que se suponía iba a ser un partido reñido y disputado entre dos equipos que luchan por el mismo objetivo, se convirtió en una odisea para los locales, quienes firmaron una segunda parte para olvidar.

Aguantaron el tipo los de Paco Pliego durante los primeros 45 minutos. Aunque no creaba peligro en el arco rival, el equipo local intentaba jugar con criterio, y se defendía con más o menos acierto a la hora de frenar los contraataques de un Mar Menor que sabía muy bien lo que tenía que hacer.

Pese al gol encajado en el minuto 18, obra de Collado, los blanquiazules no le perdieron la cara al encuentro. Hasta que llegó la jugada clave del partido. Al límite del descanso, Ismael caía derribado en el área y el colegiado decretaba la pena máxima. Glory fue el encargado de la ejecución, pero el tiro salió raso y muy centrado, y el cancerbero detuvo con facilidad.

Y hasta aquí llegó el FC Jumilla, quien no se recuperaría del mazazo psicológico del penalty errado. En una segunda parte catastrófica, los vinícolas recibieron hasta cuatro goles más. El equipo visitante, muy cómodo sobre el césped, aguardaba pacientemente la pérdida de balón, la cual no tardaba mucho en producirse, para lanzar feroces contraataques, como puñaladas directas al corazón de los vinícolas. Así, mientras un equipo bailaba y el otro deambulaba, la manita se reflejaba en el marcador. El resultado solo se vería maquillado a un minuto del final, cuando Gonzalo, esta vez sí, consiguió perforar desde los siete metros la red de Serna, y colocar el gol de la honra en el luminoso, que lucía un 1-5 en contra a la conclusión del encuentro.

Es el turno ahora para levantar la cabeza de los jugadores con vistas al próximo partido, en el que el cuadro blanquiazul se enfrenta al Bullense, equipo que se haya instalado en la zona baja de la tabla y que a buen seguro pondrá las cosas difíciles en su objetivo por eludir el descenso.

Author: Siete Días

Share This Post On
Share This