El PP aprueba el proyecto del ‘basurazo’ a 90 días de las elecciones municipales

A pesar de la ausencia en el pleno de dos ediles del equipo de Gobierno y el voto en contra del PSOE e IU

Pleno

El alcalde recibió los abucheos en varias ocasiones del público presente

En el pleno del pasado lunes, correspondiente al mes de febrero, el equipo de Gobierno del PP dio un paso más para la macroprivatización del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, ya que dio carpetazo a las 1.080 alegaciones presentadas y aprobó de forma definitiva el anteproyecto de explotación y obra de estos servicios públicos. En esta ocasión, no hubo presencia masiva de jumillanos en el salón de plenos, pero sí se contó con la asistencia de alrededor de 50 personas que en varias ocasiones del desarrollo del debate de este punto, abuchearon las palabras del alcalde de Jumilla y aplaudieron las intervenciones de los portavoces de la oposición.

INTERVENCIÓN DEL ALCALDE

El alcalde fue el que actuó de portavoz de su grupo, y lo hizo con puesta en escena incluida, ya que al empezar el punto, colocó en el centro del hemiciclo un cartelón con dos fotografías del vertedero, hecho éste que fue criticado por los dos grupos de la oposición, advirtiendo que con este gesto, se abre la veda para poder utilizar este tipo de agentes externos en los debates a partir de ahora.

En cuanto a la intervención de Enrique Jiménez, este dijo que “no será en esta legislatura cuando se aprueben los pliegos, será la siguiente corporación la que decida el expediente de contratación y lo inicie en su caso”.

Según el primer edil y responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Jumilla, cuando el equipo de Gobierno inició la legislatura y tomó conocimiento de los problemas medioambientales que tenía el vertedero, decidió mejorar esa gestión a través de un contrato de gestión de servicio público. Una vez solucionada esta cuestión en el vertedero, con una inversión de 3’8 millones de euros a cargo de la Comunidad Autónoma con fondos europeos, “se hace necesario mejorar la gestión en cuanto a la recogida de basura y limpieza viaria”.

Según el alcalde, “la Ley de Contratos exige que haya un anteproyecto, es decir, un documento preparatorio, en el que únicamente se recogen aspectos técnicos. A este anteproyecto, los ciudadanos han presentado alegaciones, a las que hay que dar respuesta. Una vez valoradas todas por los servicios técnicos del Ayuntamiento, se debe elevar de nuevo al pleno para tomar en cuenta aquellas que proceda, y desestimar las que no estén de acuerdo a la ley”.

En cuanto a las alegaciones presentadas, Jiménez dijo que la gran mayoría se han desestimado, ya que son alegaciones referidas a los pliegos técnicos, “pliegos que no están ni siquiera elaborados”. Las alegaciones además, vienen ratificados por un informe suscrito por cinco técnicos del Ayuntamiento, que son los que responden a las alegaciones, y los que han estimado 204 de las presentadas.

“Que nadie diga que este pleno aprueba el expediente de contratación de la recogida de basura, porque no es cierto, se aprueba el anteproyecto, que no es más que un documento preparatorio, en el que se da respuesta a las alegaciones presentadas por los ciudadanos”, finalizaba el alcalde aclarando además que los pliegos se presentarán en la siguiente legislatura.

“No tenemos prisa, y si la hubiéramos tenido, ya lo habríamos hecho, porque con la mayoría absoluta, en tres meses podrían haber estado aprobados, pero esto es una evidencia de que este equipo de Gobierno, no tiene mayor interés en este servicio que el de mejorar la gestión, porque podemos demostrar que se puede hacer mejor sin subir ni un céntimo el recibo, como así lo demostraremos”, y aseveró que “si el PP gana las elecciones se privatizará el servicio y no se subirá el recibo de la basura a los jumillanos”.

BENITO SANTOS (IU VERDES)

Tras la intervención del PP tomó la palabra Benito Santos, portavoz de IU-Verdes, que acusó al alcalde de “mezclar churras con merinas”, y le recriminó que la buena gestión de la que hacía gala, había hecho que Jumilla estuviera llevando las basuras a Ulea y pagando por ello 1.000 euros al día. Además, también dijo que “las alegaciones aprobadas son pecata minuta o subsanación de errores que no modifican ni afectan al precio o al tiempo de contrato”.

Benito Santos preguntó al alcalde que quién era la X de este anteproyecto, e incluso le dijo al primer edil que si se trataba de Silvestre Martínez. A este respecto, en el siguiente turno de palabra, el alcalde le contestó que la empresa externa que se ha consultado ha sido ACAL, el mismo gabinete jurídico que tiene el Ayuntamiento de Jumilla desde hace 15 años, respuesta que lógicamente no contentó al portavoz de IU.

Además, Santos le recordó al Jiménez que en la Comisión Informativa dijo que nada le iba a marcar el paso en este tema y “ahora dice que no aprobará los pliegos técnicos y administrativos hasta la próxima legislatura, y no nos fiamos”, sentenció. Además, el nuevo portavoz de la coalición de izquierdas, recriminó al PP el no haber puesto en su programa electoral cuáles eran sus verdaderas intenciones en cuanto a la gestión de la limpieza y basuras y le dijo al alcalde que “no ha subido el recibo porque todavía sigue siendo municipal y no privado”.

Benito Santos recordó en el pleno un informe del Tribunal de Cuentas en el que se afirma que la gestión de este tipo de servicios es un 71% más cara si se hace de forma privada o de forma pública, y leyó un informe de la Intervención donde se advierte que si se privatiza el servicio, habrá que subir la tasa correspondiente porque subirán los costes.

En su intervención, Santos defendió que IU siempre ha estado y estará en contra de las privatizaciones y acusó al PP de hacer una “muy mala gestión”, ya que subirán los costes que actualmente se tienen. Finalmente, Benito Santos pidió que dejara sobre la mesa este punto y que fuera la siguiente corporación la que decidiera qué hacer y cómo.

JESÚS SÁNCHEZ (PSOE)

Por su parte, el portavoz del grupo socialista, Jesús Sánchez, pidió encarecidamente al alcalde que retirara del orden del día la aprobación del anteproyecto y que se presentara a las próximas elecciones con esta propuesta en el programa electoral del PP, “y si gana, que al día siguiente privatice todos los servicios”.

Además, Sánchez criticó las contradicciones del alcalde en cuanto a la duración del contrato, ya que “unas veces dice que serán 10 años, otras veces que serán 12+12, y sin embargo, el informe de la secretaria de la corporación dice en varios apartados que el tiempo por el que se establecería la privatización sería de 25 años, e incluso las tablas de amortización también señalan esta duración”.

El portavoz socialista preguntó al alcalde qué necesidad tenía de tensionar a la ciudadanía poniéndose en contra de las 6.800 firmas recogidas, en contra de las 1.080 alegaciones y en contra de la oposición.

El líder del PSOE anunció también que iban a recurrir el acuerdo y que harán todo lo posible para impedir la privatización de este servicio.

En cuanto a la valoración posterior que hacía Jesús Sánchez, este apuntaba sobre este tema que: “Se trata de un empecinamiento del alcalde, insulta a la oposición y a los ciudadanos y es un verdadero verdugo de la democracia”, refiriéndose al primer edil, Enrique Jiménez.

RESTO DE PUNTOS

En cuanto al resto de puntos tratados en el pleno, se aprobó por unanimidad el recurso de reposición frente al acuerdo del pleno celebrado el día 30 de junio del pasado año por el que se declaró la extinción del contrato de gestión de servicios públicos mediante concesión de la Estación de Autobuses de Jumilla. En este tema, la oposición criticó que se emitiera un informe en noviembre de 2014 y que sin embargo no se haya tratado este punto hasta cuatro meses después.

El orden del día también incluía una moción del PSOE para la elaboración de un reglamento de acogimientos civiles, propuesta que fue rechazada por el PP argumentando que tenía un alto coste económico, acusando por su parte el grupo socialista el equipo de Gobierno de “intransigente e insolidario”.

Por último, en asuntos urgentes, la concejal de Hacienda presentó un reconocimiento de crédito por más de 270.000 euros correspondiente a facturas atrasadas, algunas de ellas del año 2013 y de la anualidad anterior, lo que para Jesús Sánchez es “un fracaso más de la concejal de Hacienda, Alicia Abellán, que antes criticaba y no aprobaba ningún reconocimiento de crédito y ahora asume el papelón de tener que justificar los excesos de sus concejales, algunos de ellos incluso con reparos de la Intervención municipal”.

Finalmente, el pleno llegó al punto de ruegos y preguntas, donde la oposición lanzó varias cuestiones al Gobierno local, y tanto PSOE como IU, lamentaron que no se contestara ajustado a la pregunta realizada. Pero también este punto sirvió para poner de manifiesto una vez más el grado de crispación que el alcalde imprime en los plenos, ya que no dejó a una concejal del PSOE hacer su pregunta, arremetió contra el público y terminó el punto con los siete concejales socialistas abandonando el hemiciclo, acusándose de mentirosos entre la bancada popular y la del PSOE.

 

“A ver si se le cae la cara de vergüenza a los del público”

El alcalde de Jumilla, Enrique Jiménez, protagonizó varias salidas de tono a lo largo del pleno. Una de las más sorprendentes fue cuando arremetió contra los ciudadanos que había en el público, que realizaron un aplauso a los discursos de la oposición y Jiménez pidió a las cámaras de la televisión local que se volvieran “a ver si se les cae la cara de vergüenza”, algo que encendió todavía más los ánimos de los jumillanos que seguían en directo el pleno. Además, llamó al orden a diestro y siniestro a los portavoces de la oposición, recriminó a la secretaria general del PSOE, Yolanda Fernández, que estaba en el salón de plenos, y llamó maleducados a todos aquellos que hablaron en contra suya.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en