Guillermo Paterna y Francisco José Peña desvelan en Jumilla la tradición que une a los pueblos del tambor de España

Tuvo  lugar en Jumilla la conferencia “El tambor en la Semana Santa: Historia y Tradición” en la que además se desvelaron algunas curiosidades del mundo del tambor en la Península

 

Con motivo de la proximidad de la Semana Santa, la Biblioteca Pública Municipal y la Concejalía de Cultura organizaban  el pasado miércoles, la conferencia  “El tambor en la Semana Santa: Historia y Tradición”, que estuvo dirigida por el historiador y Cronista Oficial de las Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y del Bombo, Guillermo Paterna Alfaro, y por el Doctor por la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco José Peña Rodríguez.

¿Desde cuándo tocamos el tambor?, ¿por qué en Semana Santa?, ¿cuántos pueblos del tambor hay en España?, ¿cada ciudad tiene un toque particular?, fueron algunas de las cuestiones que los ponentes abordaron durante la conferencia, en la que además dejaron espacio para resolver las dudas del público asistente.

De esta forma, según explicó Guillermo Paterna, “no es fácil poder reconocer y aislar este fenómeno que tanto nos apasiona, aunque lo que es seguro es que el tambor, como instrumento de percusión tiene un origen africano, y las tropas árabes que invaden la Península Ibérica a partir del 711, lo llevan entre sus  enseres de guerra.”

Así lo recogen reseñas históricas como el cantar del Mío Cid, en el que se dice en uno de sus versos, “en la ueste de los moros los atamores sonando”. Desde emires en Granada, hasta pastores en Tobarra, numerosas son las leyendas que hablan del tambor en la historia reciente de la Península.

Una de las conclusiones claras que arrojaron los conferenciantes fue la autoría a los franciscanos, de los numerosos actos representativos de la Semana Santa como procesiones, escenificación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, primero en los templos y después en la calle, a los que se suman el impulso del tambor como instrumentos de acompañamiento destacado, y como mejor vocero de las celebraciones pasionales.

La artesanía en el tambor también fue otra de las cuestiones recogidas en la conferencia, en la que se recordó como antaño los tambores se forjaban en las fraguas para pasar de la chapa al metal, del bordón de cáñamo al de tripa, para emparchar finalmente confinas pieles de cabrito.

Por último, los conferenciantes se despidieron destacando la trayectoria ascendente que está experimentando la tradición del tambor en Jumilla. De esta forma, Guillermo Paterna destacó que «desde que en 2008 Jumilla fue pueblo invitado en las Jornadas de Moratalla, os he seguido muy de cerca: en Andorra, Hellín, Albalate,  vuestro debut en Alcora, el año pasado el Alzira y en Calanda.  Siempre defendí vuestro ingreso en el Consorcio, porque admiro vuestra seriedad, la fuerza con que habéis entrado en el Tambor, el trabajo realizado en tan poco tiempo, la capacidad de organización que demostráis en cada acto con los tambores de por medio y la ilusión que derrocháis desde que sois sede de las Jornadas de 2015”.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en