Juan Tomás vuelve a saborear el éxito

El taekwondista fue plata en su regreso a los tatamis

Juan-Tomás

El jumillano del Centro Olivares superó con claridad a sus rivales de cuartos y semis, para caer en la final en el último segundo

Tras más de un año alejado de la competición el taekwondista jumillano Juan Tomás volvió a subirse a un tatami, y lo hizo para llevarse la medalla de plata en el Open Internacional de Taekwondo Jordan celebrado en la ciudad barcelonesa de Barberá del Vallés. “Esta medalla es de plata, pero a mí me ha sabido a oro, porque llegaba a este campeonato tras mucho tiempo sin competir”, afirmaba Juan Tomás en su visita a la redacción de Siete Días, que además admitía, “había estado en unos momentos flojos y no me atrevía a competir, pero me plantearon ir a Barcelona y, tras muchas dudas, al final me animé”.

Para llegar a la gran final del torneo, el jumillano debía vencer en primer lugar a los representantes de Escocia e Italia. “Una vez que llegué allí me mentalicé muchísimo, y el primer combate contra Escocia me salió genial. Más tarde me dijeron que mi rival había estado en un Campeonato de Europa, y eso me subió todavía más la moral para afrontar las semifinales contra Italia”, narraba Juan Tomás respecto a su pelea de cuartos de final.

El taekwondista del Centro Deportivo Olivares tampoco tuvo problemas para resolver su duelo con el representante transalpino, al que venció por un contundente 10-1, y de esta manera tan brillante Juan Tomás se metía en la final del torneo. Allí le esperaba el seleccionado por la delegación catalana, en lo que sería una pelea que no se decidiría hasta su mismo final. “En el último asalto iba perdiendo por 4-1 y él empezó a encerrarse para defender el resultado. Yo seguí atacando y en el último segundo conseguí pegarle una patada arriba, tras la cual me caí”, revivía el jumillano, que también explicaba que una patada en la cabeza vale tres puntos, con los que empataría en el marcador. Sin embargo, caer al suelo le da medio punto a tu rival, por lo que Juan Tomás se quedaba a las puertas del oro tras caer en la final. “Fue muy rápido todo. Sabía que perdía de tres, y cuando le pegué arriba pensé que habría punto de oro. Pero cuando me caí me di cuenta de que tendrían que sancionarme”.

El joven taekwondista también admitía que acudía a Barcelona con la sola intención de divertirse. “Me sorprendió muchísimo este resultado. Era un campeonato en el que únicamente pretendía pasármelo bien, pero el primer combate fue clave, y cuando lo gané me di cuenta de que estaba ahí y de que podía hacer algo más”. Y así lo hizo Juan Tomás, que con esta medalla de plata vuelve a recuperar la confianza, y la sonrisa por volver a disfrutar del deporte que tanto le apasiona: el taekwondo.

Author: Siete Días

Share This Post On