Si tu lengua no está limpia, tu boca tampoco

jose_ramonJosé Ramón Sánchez.

Odontólogo Colegiado nº 797

La lengua es un órgano fundamental a la hora de hablar o come, es uno de los principales elementos de nuestra boca, tan importante como los dientes o las encías. Para mantener un buen estado de salud bucodental es importante mantener unos hábitos de higiene adecuados, la lengua ha de limpiarse también durante el cepillado. Si las bacterias que acumula la lengua no son eliminadas correctamente  nuestra salud bucal acabará deteriorándose.

Las bacterias de la lengua, además de causar mal aliento (halitosis), también pueden desplazarse por el resto de la boca y llegar hasta los dientes generando con el paso del tiempo otras patologías como caries dental, gingivitis, infecciones de garganta, afecciones al sentido del gusto o cáncer bucal, por lo que es importante mantenerla siempre limpia. El sobre-crecimiento de bacterias puede hasta volver a tu lengua amarilla, blanca o inclusive negra o con apariencia vellosa.61-02

Muchos cepillos cuentan en su parte trasera con unos elementos de goma que ayudan a arrastrar la suciedad y mantener la lengua limpia. Si no disponemos de uno de estos cepillos con doble función, no hay problema, ya que  también se puede limpiar con las cerdas del propio cepillo dental. En el mercado existen infinidad de herramientas para facilitar la higienización de este músculo, de hecho hay limpiadores específicos para lengua conocidos como limpiadores linguales. Gracias a este aparato se llega  a zonas de la lengua de difícil acceso. Su forma es arqueada y tiene dos caras: una de ellas es lisa para higienizar los laterales del músculo y la otra cara tiene el perfil ondulado para adaptarse a la depresión central de la lengua.

Por otro lado, son muchos los remedios caseros y naturales desinfectantes que también pueden ayudar a tener una buena higiene de la lengua. Por ejemplo, coger una taza de agua, una cuchara de bicarbonato de sodio y tres gotas de aceite de menta y, aplicar la mezcla en el cepillo de dientes y pasarlo por la lengua o, mezclar en una taza agua con dos cucharadas de vinagre de manzana y utilizarlo como enjuague bucal.

La lengua acumula una gran cantidad de bacterias, pudiendo ocasionar graves problemas de salud oral. Los padres deben prestar atención a la higiene de la lengua de sus hijos, ayudándoles a limpiarla siempre que sea posible para que disfruten de una sonrisa sana y bonita por mucho  tiempo.

Por muy desagradable que sea para algunas personas la sensación de cepillarse la lengua, es una de las cosas que debemos hacer, si tu lengua no está limpia, tu boca tampoco lo está.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This