El pedrisco afectó a 3.000 hectáreas de viñedos, olivar, almendra y frutales

Todavía se desconoce la cuantía de pérdidas económicas ya que se encuentran peritando

La granizada cayó la noche del miércoles

Los servicios técnicos responsables tanto de Ayuntamiento como de la Comunidad Autónoma y sindicatos agrarios trabajan todavía para realizar una valoración económica de los daños causados por el pedrisco caído la noche del miércoles 9 en término municipal de Jumilla.

En estos momentos los agroseguros se encuentran realizando las distintas peritaciones en las zonas afectadas, por lo que según Pedro García, presidente de COAG Jumilla, “esperamos poder ofrecer cifras concretas de pérdidas económicas la próxima semana” y ha insistido en que “el área afectada ha sido amplia y los cultivos no están en condiciones de recolección, incluida la almendra, que ha caído al suelo y se ha mezclado con borregos y barro, por lo que los agricultores se están planteando si cogerla del suelo o no, al ser la mano de obra más costosa y cara que el rendimiento que puedan obtener de su venta” y apostilló, “ante esta situación, las cifras de pérdidas que esperamos, seguro que serán cuantiosas”.

HECTÁREAS AFECTADAS

Las imágenes así lo atestiguaron, el granizo caído era del tamaño de bolas de pin-pon por lo que las consecuencias se preveían graves, sobre todo, en los campos de la zona norte.

Según informó el concejal de Agricultura Juan Gil, “los cultivos afectados fueron 130 hectáreas de viñedo con un 35% de daños en regadío y otras 135 con un 35% de daños en secano. En el almendro el daño fue menor porque parte de la cosecha estaba ya recogida, aunque se han visto afectadas 275 hectáreas. De olivo se han visto dañadas unas 150 hectáreas de secano”.

Sin embargo, estas cifras contrastan mucho con las ofrecidas por COAG, ya que según Pedro García, resultaron afectadas alrededor de 3.000 hectáreas y hubo zonas donde la afección fue de mucha intensidad, “hay cultivos que los ha limpiado al 100% y en zonas como El Ardal donde la imagen es desoladora y parece que fuera enero”.

La descarga afectó a cultivos de almendra, olivar y sobre todo al viñedo. Igualmente ocasionó daños en zonas de regadío situadas en las pedanías de La Alquería y la Fuente del Pino, donde en este momento se estaba recolectando pera, melocotón y ciruela, así como en otros cultivos de El Carche. Según Pedro García la tormenta comenzó por la zona de la Macoya y se desplazó hacia La Jimena, Sierra del Buey y la zona de El Ardal.

Fue una tromba de agua y granizo que apenas duró 30 minutos, pero en ese tiempo llegaron a caer 30 litros por metro cuadrado en Casa de los Cerrillares, 26 litros en Casa Agueros y Fuente del Pino, 23 litros por metro cuadrado en el paraje de la Aragona (a la altura de bodegas Juan Gil), 15 litros en zonas de la Sierra del Buey y no llegó a un litro por metro cuadrado en el casco urbano.

EL PSOE PIDE UN AUMENTO DE LAS AYUDAS

 La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Yolanda Fernández ha pedido que se incrementen las partidas para que los agricultores puedan contratar seguros agrarios. Fernández ha insistido en el aumento de las ayudas para poder asegurar cosechas después de que el granizo, caído la pasada semana, afectara a más del 35 por ciento del cultivo en el Altiplano.

Según la diputada socialista “La mayoría de los afectados no tenían contratado ningún tipo de seguro debido al alto coste”.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This