Un policía desarrolla un dispositivo de seguridad para alcantarillados

Se ha comprobado ya su eficacia tras las últimas lluvias caídas en Jumilla recientemente

Juan Antonio Fernández Sánchez busca comercializar la patente con una empresa regional

Juan Antonio Fernández Sánchez, policía local de Jumilla, ha desarrollado, registrado y patentado un dispositivo de seguridad para las bocas de los alcantarillados, que saltan tras subir el nivel de agua debido a las fuertes lluvias caídas en un corto espacio de tiempo.

En Siete Días Radio, Juan Antonio Fernández, señaló que la idea de desarrollar este mecanismo de seguridad le vino dada por su trabajo y su condición de agente de policía, que le hizo ver que cuando había lluvias torrenciales en un corto periodo de tiempo, las tapas del alcantarillado tienden a saltar y dejar abierto un gran orificio con el consiguiente peligro para los usuarios de la vía pública, tanto para viandantes, conductores y motocicletas, en tanto que no llega la empresa o responsables municipales encargados del mantenimiento de las redes de alcantarillado, y restituyen la tapa de registro a su lugar, una vez que el nivel del agua ha bajado.

Vista esta necesidad, y el peligro que en ese margen de tiempo había, el agente, se puso a trabajar en la idea, que le ha llevado un año desarrollar, corregir en ocasiones e incluso blindarla de tal manera, para que no llegasen posteriores inventores o ingenieros, añadieran cualquier pieza o dispositivo al mecanismo y la hicieran como suya. Es por ello que ya la tiene patentada, y que ha contado para ello con la colaboración del Instituto de Fomento de la Región de Murcia, y además la ha remitido también a la Dirección General de Tráfico para que la incluya en su Reglamento General de Seguridad Vial, y ponerla en conocimiento de los usuarios de la vía pública.

En Jumilla, Juan Antonio Fernández, ha podido comprobar que el dispositivo de seguridad funciona y que es útil, porque evita que los coches puedan quedar atrapados en el agujero de la alcantarilla, o que un peatón cruce e incluso que una motocicleta sufriera un accidente en el caso de pasar por encima de la boca del alcantarillado sin tapa de registro.

El consumidor final de este dispositivo de seguridad, son las administraciones locales a través de los propios ayuntamientos, o las empresas encargadas de la gestión del agua, ya que son precisamente contra éstas, contra las que se suelen interponer reclamaciones en caso de accidentes en la vía pública por esta causa.

Tanto el gerente de Aguas de Jumilla como el concejal de Servicios están al tanto de este nuevo mecanismo, que han visto que funciona y es útil, y  lo que persigue ahora su inventor es que una empresa pueda  realizar una producción en cadena, la comercialice y sea partícipe de este proyecto.

 De hecho, ha señalado que ya tiene contactos con varias empresas de la Región interesadas en el dispositivo.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This