Sandra Galiana invita a vivir y sentir la Fiesta de la Vendimia

El Museo del Vino completó su aforo con la presencia de muchos peñeros

sandra-galiana

En el pregón vinculó el vino con la medicina y la literatura, y con su padre Ismael Galiana

Sandra Galiana fue la encargada de pregonar la 44ª edición de la Fiesta de la Vendimia, algo que ya hizo su padre con anterioridad en el año 1990, Ismael Galiana.

Con estos precedentes familiares y porque la pareja que le acompaña ha ostentado el título de Bodeguero Mayor el pasado año, Eloy Sánchez, no era de extrañar que la pregonera no pasara por alto ningún detalle en lo que al mundo del vino concierne.

De esta manera, Sandra Galiana, con un conocimiento exquisito de quien bien conoce esta tierra, repasó los distintos aspectos del vino ciñéndose en primer lugar a los asuntos familiares y personales que la acompañan, para pasar poco después a señalar, que “el vino que es bueno, no ha menester pregonero”, aunque en cualquier caso, pregonó de manera justa y con sabiduría popular la excelencia de los vinos  jumillanos, su exitoso posicionamiento en los mercados nacionales e internacionales, y por supuesto la Fiesta de la Vendimia.

Se refirió incluso al calcolítico, época en la que se recoge ya la presencia de semillas de uvas, y alabó también el hecho de que asistimos al nacimiento y consolidación de pequeñas bodegas familiares con producciones de vino muy reducidas que permiten una materia prima más seleccionada.

Relacionó de manera exquisita el vino con las mujeres, reivindicó la desaparición de la palabra ‘caldos’ del diccionario de vinos, se refirió al catedrático de Anatomía Patológica Guzmán Ortuño para enlazar el vino con los efectos benefactores que para la salud tiene, y literariamente señaló a Camilo José Cela con su “Elogio al Vino”, para dar a conocer las causas y razones que ‘invitan al trago’ según el Nobel de Literatura.

La cultura del vino, la gastronomía y el buen hacer de la Federación de Peñas, fueron aspectos que la pregonera Sandra Galiana también destacó en su pregón, realizando por último un llamamiento para que las autoridades agilicen la tramitación del expediente para que la Fiesta de la Vendimia sea declarada de Interés Turístico Nacional.

Al finalizar el pregón, la Federación entregó el  Cofín de Oro a título póstumo al que fuera presidente de la Federación de Peñas, Fermín Soriano, que recogió su viuda Paqui Romero, quién agradeció el reconocimiento con unas palabras que emocionaron a todos los asistentes. El reconocimiento a la Colaboración no Peñera se realizará a los franciscanos del  convento de Santa Ana el día 19 de agosto en el transcurso del acto de la ofrenda al Niño de las Uvas.

El acto concluyó con las palabras de la alcaldesa, Juana Guardiola Verdú.

Author: Siete Días

Share This Post On
Share This