“Solo he faltado al campo dos veces, al ir a la mili y cuando me casé”

Lleva toda la vida dedicada a la agricultura, posee una finca en La Celia donde cultiva principalmente viñas y un poco de almendros

agricultor

 

Tal y como ya se adelantó en estas páginas, Manuel López Tomás va a ser nombrado, este sábado 27 de junio Agricultor del Año 2015. Será en el transcurso de un acto que se va a celebrar en el Espacio Cultural Castillo de Jumilla.

Con este motivo, Siete Días ha mantenido una entrevista con el protagonista para conocer algo más de su persona, de su familia y también del ingente trabajo que ha desarrollado en el campo desde bien pequeño y que todavía hoy sigue realizando.

A su familia le insiste una y otra vez que cuando le llegue la hora quiere volver a la tierra a la que ha dedicado su vida, una finca situada en el paraje de la Celia, donde Manolo (como le gusta que le llamen) cultiva principalmente viñas y unos pocos almendros.

El Agricultor del Año 2015 está casado con Ana Abellán sobre la que afirma que “si volviera a nacer la buscaría de nuevo, ya que es una gran mujer”. Fruto del matrimonio, Manolo tiene dos hijas Amalia y Fermina (casada con Pepe) y un total de cuatro nietos Francisco, Manuel, Javier y Pablo. Su familia, son para Manolo, “su gran tesoro” y asegura que “ha tenido una suerte loca”, siempre le han acompañado en su trabajo en el campo y se siente muy orgulloso de todos ellos. Su deseo es que alguno de sus nietos continúe con la tradición del campo y que se dedique de lleno a la agricultura.

 

Reportaje completo en la edición impresa de Siete Días Jumilla

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en