Agresividad concejil

El pasado lunes se celebró pleno ordinario correspondiente al mes de enero, donde como una de las novedades estuvieron las ‘picaillas’ entre las dos ediles que se han quedado en Izquierda Unida con Benito Santos como concejal no adscrito. Pero aparte de eso, se puede decir que todo transcurrió con absoluta normalidad, hasta que llegó el punto de ruegos y preguntas, donde el concejal del PP, Aitor Jiménez, se interesó por el parón en las obras de la piscina olímpica del polideportivo, en una cuestión que lanzó al edil de Obras y Servicios, Francisco González, al que acusó de mentir en este tema, algo que visto lo visto, molestó mucho al concejal socialista que a pesar de tener aspecto tranquilo y sosegado, cuando le tocó el turno de la respuesta, se le activó el modo agresivo y en lugar de controlar la situación y no entrar en la provocación, lo que pasó fue justo lo contrario. Porque si mal están los juicios de valor y llamar mentiroso a alguien, mucho peor está dar respuesta igualándose o incluso superando al que provoca.

En este tema, no vamos a entrar en ver quien es más o menos culpable, ni tampoco en analizar el asunto como lo hizo este martes el propio Aitor Jiménez en rueda de prensa, donde rizando el rizo, llega incluso a sentirse ofendido por su familia, y hasta plantea la posibilidad de que hayan responsabilidades políticas. Por nuestra parte, tan solo vamos a reprochar la actitud de ambos concejales, porque los dos tienen su parte de culpa, y son protagonistas de una situación en la que uno provoca creyéndose que eso es lo que hay que hacer para no salirse de la foto, y el otro no controla la situación y pierde los papeles en lugar de saber dónde se encuentra y controlar.

Por último, y aunque no tiene que ver este tema, sí que fue uno de los asuntos del pleno, y es la aprobación del cambio del nombre del campo de fútbol de La Hoya por el de Uva Monastrell, algo que ha suscitado un gran interés en las redes sociales, y que dejando a un lado demagogias que poco aportan, lo cierto es que precisamente desde este pleno, la noticia ya ha salido en varios medios locales, regionales e incluso nacionales, por lo que si a partir de ahora, el nombre de Jumilla se une también al de nuestra Monastrell con el fútbol, bienvenido sea el cambio.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This