Agricultores y bodegueros firman mañana un acuerdo

Ayer tuvo lugar una reunión entre las partes y con la mediación de la consejera de Agricultura

coaguva

El compromiso es marcarse como referente un estudio del IMIDA sobre costes de producción

Con la vendimia, un año más, regresa el conflicto que provoca el establecimiento de los precios de la uva de vinificación, precios que para los viticultores, en la mayoría de los casos, son excesivamente bajos, que no les permite cubrir  los costes de producción, lo que les puede llevar a tener que arrancar sus viñedos.

Esta situación, que muchos han llegado a calificar como dramática, ha provocado distintas manifestaciones públicas por parte de los sindicatos, así como movilizaciones para exigir precios dignos para la uva e incluso la petición de solución por parte de partidos políticos y otros sectores.

Pero esta situación parece que puede cambiar y que en la próxima campaña no se vuelva a hablar de lo mismo, ya que ayer mismo, con la intermediación de la consejera de Agricultura, se alcanzaba un principio de acuerdo entre bodegueros y agricultores que se plasmará en un documento que se va a firmar mañana viernes.

De esta forma, ayer miércoles tuvo lugar en Murcia una reunión convocada por la consejera de Agricultura, Agua y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, y donde estuvieron presentes representantes de las tres organizaciones agrarias de la Región, (COAG, UPA y ASAJA), la Federacion de Cooperativas y la Asociación de Empresarios del Vino, Asevin, como parte representativa de la industria.

Según ha informado a esta redacción Pedro García, responsable de Coag en Jumilla “la reunión marca un futuro esperanzador y se han alcanzado importantes acuerdos a los que todos nos hemos comprometido”.

ESTUDIO IMIDA

De esta forma, se va a elaborar un documento que será firmado mañana en el que se recogen distintos aspectos relativos al precio de la uva, pero también al cumplimiento de la reglamentación existente, así como medidas de apoyo a la marca y la promoción, entre otros.

Según García, en este documento irá el compromiso de las partes de marcarse como referente un estudio elaborado por el IMIDA (que es un organismo público de investigación) para poder establecer el precio de los contratos.

Ese estudio se realizó en 2007 analizando los costes de los cultivos en la Región y que será actualizado a 2015.

De esta manera, los precios se establecerán en base a ese estudio y a unos parámetros de calidad. Para Pedro García “de esta forma, los costes serán un índice a respetar, algo que es muy importante y no solo mirando a la situación del mercado”.

La información al completo en la edición impresa de Siete Días Jumilla

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This