El Alceño Rosado 2017 ya se puede degustar en los mejores bares, restaurantes y vinoterías

Bodegas Alceño suele ser la primera en presentarlo en el mercado

El vino Alceño Rosado forma parte de una gran familia en la que se integran además un vino tinto joven y un blanco

 Las expectativas de la nueva añada de vinos de la denominación de Origen Jumilla son muy buenas o excelentes, sobre todo después del desarrollo de la vendimia.

Con esta premisa llega a los principales bares, restaurantes, vinoterías y tiendas gourmet, el nuevo Alceño Rosado 2017, un vino que tiene a sus miles de seguidores acostumbrados a ser uno de los grandes madrugadores, y si hace tan solo unos días que se hablaba de las uvas que llegaban a la bodega, hoy se puede disfrutar ya, de uno de los frutos de esta cosecha.

ALCEÑO ROSADO

Alceño Rosado 2017 es un vino tranquilo que encierra en su botella bordelesa lo mejor de las variedades Monastrell y Syrah, que han sido cultivadas en viñedos muy especiales de la Denominación de Origen Jumilla, situados en alturas comprendidas entre los 600 y los 800 metros, en suelos pedregosos y calcáreos, y cuyo rendimiento máximo es de poco más de un kilo por cepa.

Según destaca el gerente de Bodegas Alceño, Andrés Bastida, con la nueva añada del rosado, “nos encontramos ante un vino cuyo color frambuesa es muy llamativo por su brillo.

Además, en nariz se presenta con intensos aromas frutales y florales, mostrándose en boca de forma intensa y equilibrada, con largo post-gusto y un retro-gusto muy agradable con recuerdos a fruta madura”.

Alceño rosado 2017 es un joven pero que tiene mucha historia. De hecho, a lo largo de las diferentes añadas de este vino, ha recibido más de una veintena de premios en importantes certámenes dentro de la propia DOP, incluso a nivel nacional e internacional.

Es el primero que sale al mercado, pero forma parte de una gran familia en la que se integran también un vino tinto joven y un blanco, que igualmente se unen a su calidad y su alta expresión.

Bodegas Alceño es una bodega de tradición familiar situada en el centro de Jumilla desde 1870, siendo la primera que comenzó a comercializar vinos en Jumilla.

La bodega posee zonas intactas desde 1870, y sus vinos están incluidos en las mejores guías, triunfan en certámenes de calidad y le son otorgadas menciones año tras año, además del reconocimiento y la valoración de los consumidores que lo degustan.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *