Anuncian nuevos cortes de carretera si no resuelven el acceso a Hoya Torres

Los afectados dan de plazo hasta el miércoles para buscar una solución, aunque sea provisional

 

Cola-de-Coches

En ese caso, los agricultores están dispuestos a llevar incluso maquinaria pesada

El pasado martes, tal y como estaba anunciado, una treintena de agricultores y vecinos, convocados por Coag, llevaron a cabo una concentración en plena carretera que une Jumilla con Yecla a fin de exigir una solución al problema del acceso al paraje de la Hoya Torres, una reivindicación que vienen reclamando desde hace mucho tiempo, que no se ha resuelto y cuyo riesgo se agrava al estar cerca la campaña de la vendimia.

CORTES CON MAQUINARIA PESADA

El acto simbólico comenzaba sobre las siete y media de la mañana, cuando se daban cita los afectados concretamente en el punto kilométrico 82 de la N-344, en la conocida como curva del Pino y su acceso al paraje de Hoya Torres. Bajo la pancarta que rezaba ‘Acceso sin peligro para todos’ procedieron a realizar dos cortes de carretera a lo largo de la mañana. Permanecieron en medio de la vía aproximadamente diez minutos, lo que provocó retenciones de vehículos en ambos sentidos de aproximadamente un kilómetro.

Según anunció Pedro García de Coag, en caso de que, de forma inmediata, no se ejecute una solución al menos provisional, se anuncian nuevos cortes de carretera para la próxima semana y en ese caso acudirán con maquinaria pesada.

En esta concentración estuvieron presentes el alcalde pedáneo de la Fuente del Pino Antonio Sánchez, así como el portavoz del grupo municipal del PSOE Jesús Sánchez.

De esta forma, los convocantes lamentaron la ausencia del alcalde de Jumilla y de miembros del equipo de Gobierno “pedimos solidaridad a los grupos políticos, pero no hemos visto a nadie del equipo de Gobierno”, dijo Pedro García.

Por su parte, Jesús Sánchez recordó que “se trata de una antigua reivindicación sobre la que el PSOE presentó una moción hace aproximadamente dos años y que fue aprobada en pleno por unanimidad”.

El problema que existe es que a la altura de ese punto hay una línea continua que impide el giro a la izquierda, lo que para no infringir las normas de seguridad, obliga a los usuarios a circular hasta 10 kilómetros más para poder acceder a sus explotaciones. A pesar del peligro que conlleva, algunos agricultores de esta zona rural optan por atravesar esa línea continua, lo que les ha supuesto numerosas sanciones económicas.

LA SOLUCIÓN DE UNA MACRORREDONDA NO CONVENCE A MUCHOS DE LOS AFECTADOS

La solución planteada por de ejecutar una macrorredonda no convence a muchos de los afectados.

Algunos de los agricultores y propietarios de explotaciones en esa zona declararon a Siete Días Jumilla que “esa redonda que plantean, en una curva, es mucho más costosa e incluso más peligrosa” y consideran que “la solución es mucho más sencilla, incluso posiblemente con una isleta se resolvería el problema”.

Por su parte, Pedro García informó sobre otra posible opción provisional que “pasaría por el arreglo de un camino rural que existe un poco más arriba de ese punto kilométrico y la señalización necesaria que facilite el acceso al mismo”. García añadió que ayer trasladarían la petición a los responsables en este tema para que se lleven a cabo las actuaciones oportunas”.

Author: Siete Días

Share This Post On
Share This