El Ardachos Béisbol Club suma su primera carrera en Jumilla

El equipo local tuvo su presentación oficial en la matinal del domingo, en un campeonato triangular en el que se midió al Piratas Vikingos de Valencia y al Severo Ochoa de Murcia

El Polideportivo Municipal La Hoya acogió el I Campeonato de Softball

El campo de tierra del Polideportivo Municipal La Hoya fue el escenario que acogió el nacimiento de una nueva disciplina deportiva en la localidad. El softball es una variedad del béisbol, adaptada a unas dimensiones más reducidas, y que vio la luz en la matinal del domingo. Todo gracias al Ardachos Béisbol Club, el equipo jumillano que ha colocado al softboll en el elenco deportivo de la localidad y que, junto a la Concejalía de Deportes, ha organizado este I Campeonato de Softball Jumilla.

El torneo tuvo un formato de triangular en el que, al margen del conjunto jumillano, también participaron el Piratas Vikingos de Valencia y el Softball Severo Ochoa de Murcia. Todos se midieron contra todos, resultando campeón el conjunto valenciano, al haber ganado sus dos encuentros. Segundo concluyó el Ardachos Béisbol Club Jumilla, que superó en su particular duelo a Severo Ochoa, tercer y último clasificado.

El evento también contó con la presencia del concejal de Deportes. “Es una alegría seguir aumentando y mejorando nuestro deporte, y estoy muy contento por ellos, ya que llevan un año trabajando para salir adelante”, argumentaba Juan Manuel García.

PEDRO JOSÉ RUIZ, DE VALENCIA A JUMILLA

El precursor del softball en la localidad ha sido Pedro José Ruiz. “Todo empezó cuando estaba estudiando en Valencia y se me ocurrió apuntarme al equipo de béisbol de allí. Hice bastante amistad con los chicos del Piratas, y al volver a Jumilla lo eché en falta” explicaba, así que se puso manos a la obra para fundar un equipo en Jumilla. “Empezamos un grupo de amigos y fuimos incorporando a más gente. El esfuerzo que hemos puesto para que se haga este torneo tiene su recompensa y la verdad es que todo ha salido muy bien”, admitía satisfecho Pedro José Ruiz.

Al margen de los componentes del Ardachos Béisbol Club, había otro jumillano en acción, formando parte de la plantilla del Vikingos Piratas. Se trata de Israel Amante. “La culpable es mi novia. Ella tenía trabajo en Valencia y yo, que no tenía, me fui allí a buscar. Junto a Pedro José Ruiz nos presentamos a una jornada de puertas abiertas, y pronto el equipo se convirtió en nuestra segunda familia”, aseguraba.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This