Azucena Cisneros pregona a la Virgen: “Mirad al cielo, vivid en el paraíso”

Superiora de las Misioneras de la Caridad

M.C.C.V.

Aunque la Feria y Fiestas Patronales de Jumilla, como se sabe, fueron suspendidas, sí se ha llevado a cabo el pregón de la Patrona la Virgen Nuestra Señora de la Asunción y fue pronunciado el pasado sábado, en la Iglesia de Santiago, tras la Eucaristía presidida por el cura párroco Manuel de la Rosa. Fue ofrecido por la hermana, Azucena Cisneros Duriettz, Superiora General de la Congregación Misioneras de la Caridad y Providencia. Su mensaje fue “Mirad al cielo, vivid en el paraíso”.


Antes, la pregonera fue presentada por su amiga personal Matilde Cutillas quien destacó que las dos palabras que mejor definen la congregación a la que pertenece la pregonera son: humildad y alegría: “Su superiora general no puede representar mejor estos dones, es parte de su forma de ser y también es una forma de vida”. Recordó la infancia y juventud de Azucena con las dificultades que atravesó junto a su numerosa familia (8 hermanos) y los conflictos armados en Nicaragua. Matilde Cutillas puso de relieve la gran vocación de la pregonera que le llevó a ingresar en la congregación con tan solo 17 años. Estudió magisterio y se licenció en Ciencias religiosas en Nicaragua, estudios que por problemas de convalidación volvió a realizar en el instituto teológico de Albacete. Ha ejercido cargos de subdirectora y maestra en Matagalpa (Nicaragua) y ha sido profesora de religión en los colegios Mariano Suarez y colegio concertado Santa Ana aquí en Jumilla.


Actualmente ha sido elegida superiora general y ahora, según Matilde Cutillas, “es la directora de la gran orquesta que forman las 100 hermanas, tiene muy claro que cualquier servicio es importante y que todas deben estar muy bien afinadas no intentando tocar la partitura de otro sino la suya, creo que lo va a conseguir sin ningún problema”.

“Lo más grande es su fe”

Por último, de la madre Azucena, su presentadora destacó que “lo más grande es su fe, su amor a la Virgen y a Jesús, su confianza en que Dios tiene un gran plan para cada uno y que hay que cumplir cueste lo que cueste, la madre Azucena no desfallece y como buena misionera esté donde esté y con quien esté evangeliza”.

La meta: «Heredar el cielo»

Ya en el pregón, tras el agradecimiento a los presentes y a los que no pudieron estar pero sí le mostraron apoyo, la hermana Azucena Cisneros comenzó subrayando que “La Asunción de la María a los Cielos nos recuerda cuál es la meta para lo que estamos llamados: “Heredar el cielo”. “Lo esencial, -añadió-, es que Ella está en el Cielo. Ha permanecido y permanece, Madre en cuerpo y alma. Madre de su Hijo Jesús y Madre nuestra”.
Para la pregonera: “Hoy para nuestros tiempos, los tiempos de incertidumbre que vivimos, mirar al cielo, es clave. Sintamos la mirada dulce y tierna de María, Mi Madre, Tu Madre, Nuestra Madre, que nos dice: aquí estoy…”. La madre Azucena cree que: “No dirigir nuestra mirada al Cielo, nos lleva a una vida sin sabor, sin altos ideales a lo que verdaderamente es grande, a lo que nos lleva a ser nosotros en esencia…”. “Intentar ya vivir en el paraíso, – añadió-, es dar pasos, pero no muramos en el intento. Es hora de salir y liberarnos de nuestros miedos e inseguridades, de todo aquello que paraliza nuestros corazones para dar cabida a la ternura, a la confianza, a la alegría en la fidelidad y el perdón”.
Deseó realizar “aquí en la tierra el designio de Dios Padre que nos es otro que amar y hacer su voluntad”. Se refirió a la Madre María Luisa, fundadora de su congregación, de la que dijo “supo de manos de Jesús y la Virgen, su más fiel confidente, hacer en esta tierra un prolongado paraíso, con su lema amar, sufrir y sonreír”. Por último, dio las “gracias por estar aquí, por los años jóvenes y maduros que he podido compartir con vosotros mi fe y mi vocación, a los párrocos y franciscanos que he conocido, a sus compañeras, al coro parroquial y a la junta directiva de la Cofradía de la Patrona”.
Al acto asistieron representantes de los colectivos festeros, y el organizador, la Cofradía de la Patrona presidida por Juana María Tomás, así como de las diferentes hermandades y cofradías de Jumilla, compañeras de la pregonera, pertenecientes a la congregación de Hellín, subinspector jefe de la Policía Local Salvador Gómez, así como concejales de la corporación, encabezados por la alcaldesa Juana Guardiola.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *