Carlos Terol, el motor vinícola

El canterano es pichichi con ocho tantos

El todocampista del FC Jumilla ha hecho una gran temporada en su debut en Segunda B Carlos_Terol

No ha pasado inadvertida la excelente temporada realizada por Carlos Terol, que a base de goles, pases y un sinfin de aportaciones incontables, se ha convertido en el motor de un equipo cuyo escudo lleva impreso en el corazón.

Sus ocho tantos en la competición doméstica han sido decisivos para la permanencia y le han convertido en el pichichi del FC Jumilla. Si bien Terol siempre ha destacado por su facilidad para hacer goles, esta campaña ha explotado una faceta todavía más ofensiva disputando varios partidos en la punta de ataque, ejerciendo como falso nueve cuando la situación lo ha requerido. Aunque su posición natural está en la medular, la polivalencia es un valor añadido para el todocampista jumillano, que este año ha llegado a jugar hasta de lateral izquierdo.

Su capacidad para llegar al área desde atrás, para amortiguar balones aéreos (mide 1’90 de altura), su potencia y su calidad le han convertido en uno de los jugadores más utilizados de la plantilla.

 

Más información en la edición impresa de Siete Días Jumilla

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This