Coronavirus: Sus efectos en el ánimo, su nombre y su afección en países y edades

Curiosidades sobre la pandemia de la COVID 19 que sorprendió al mundo entero. Desde el inicio de la crisis, noticias de todo tipo se han ido sucediendo.

M.C.C.V.

Desde que la pandemia comenzó, las redes sociales y los informativos se llenaron de datos cuyas fuentes eran inciertas. Muchas cosas curiosas sobre el coronavirus comenzaron a circular. Realmente la Covid 19 sorprendió al mundo. Las investigaciones se pusieron en marcha y con el afán de adelantarse, cada observación no comprobada se anunció como veraz.
Desde los primeros tiempos del virus se habló de medicamentos que posiblemente curaban, de vacunas, de soluciones caseras. Poco a poco, las ideas parecen aclararse, aunque todavía se debate sobre el origen, la prevención, las curas y las vacunas. Y, posiblemente, deba pasar aún algún tiempo para conocer las verdades definitivas. Sin embargo y pese a todas las dudas, hay ciertas curiosidades interesantes.


En cuanto al nombre del virus y su historia, ¿por qué coronavirus? Porque la Covid 19 pertenece a una familia de virus que tienen puntas en forma de corona. Según algunas versiones, existe en el mundo hace más de 10 mil años. Sin embargo, ha llegado al 2020 mutando, cambiando, y por estos cambios se ha producido la pandemia.
Hay quienes opinan que es un virus de laboratorio. El futuro lo dirá. El nombre Covid 19 es la versión acortada de “coronavirus disease of 2019”, que significa “enfermedad del coronavirus de 2019”.
en todos los rincones

Una de las tristes curiosidades sobre el coronavirus es que ningún país del mundo ha logrado evitar el contagio. El virus no hizo diferencias entre países del primer mundo y países subdesarrollados.Tampoco ha distinguido entre clases sociales. Aunque es cierto que está afectando de diferente manera, quizás como consecuencia de los estilos de vida de cada pueblo.
El virus, cuyo origen se detectó en Wuhan (China) a finales de diciembre de 2019, llegó con fuerza al continente europeo a principios de año, alcanzando su pico más alto en abril y manteniendo a la mayoría de sus ciudadanos en cuarentena.
En el resto del mundo, donde el repunte de contagios ha sido más tardío, la Covid-19 se extendió sobre todo en el mes de abril, azotando con fuerza a Estados Unidos, que ahora es el país más afectado, con más de un millón de casos y casi 100.000 fallecidos.
Ahora, en Europa muchos países han iniciado procesos de desescalada tras haber superado la curva de contagios, y ya planean posibles medidas y soluciones para poder garantizar el turismo y salvar la temporada de verano.
Latinoamérica se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia, con el foco en Brasil, que es ya el segundo país más afectado del mundo tras un repunte alarmante de casos en los últimos días. Asimismo, tomando como referencia los datos de la última semana, otros países de la zona como Perú, Chile y México están experimentando también un aumento de casos.
Donde también se ha detectado una mayor incidencia es en algunos países de Asia y Oriente Medio, que han registrado un importante aumento de casos desde el 16 de mayo, y ha puesto en relieve la problemática a la que se enfrentan muchos sectores de la región a la hora de poder hacer frente a la pandemia.
El caso de África, de momento, está siendo un ejemplo de éxito, pues los contagios superan los 100.00 sólo si se suma el recuento oficial de sus 54 países.

PERSONAS MAYORES

Aunque la cifra de fallecidos por coronavirus es altísima, los números en el mundo muestran que hay más recuperados que fallecidos.
Los más débiles ante la Covid 19 parecen ser las personas mayores de 70 años que tienen afecciones previas de salud, aunque hay recuperados de más de 90 años.
En España se contabilizan más de 16.000 fallecimientos de ancianos en las más de 5.000 residencias que existen, tanto públicas como concertadas o privadas. Eso representa cerca del 70% de la cifra total de fallecidos.

EL VIRUS PERDONA A LOS NIÑOS

En el lado opuesto parece que el virus perdona a los niños. Por tanto, otra de las cosas curiosas sobre el coronavirus es que los niños tienen más resistencia. Se dice que son portadores, pero no afectados, pues no presentan síntomas. Solo hay un pequeñísimo número de niños enfermos de coronavirus en el mundo.
El Ministerio de Sanidad ha proyectado la seroprevalencia por franjas de edad y estima que hasta el 14 de mayo había en España 110.406 niños menores de 10 años que tienen o han tenido el coronavirus. Con esos datos, el índice de letalidad -oficialmente han fallecido dos menores en esa franja de edad- es del 0,002%.


Las frecuentes infecciones respiratorias que sufren los niños durante el invierno podría ser una de las explicaciones por las que este grupo poblacional tiene un menor riesgo de contraer el nuevo coronavirus o, si se infectan, que la sintomatología sea más leve. Así las infecciones respiratorias pueden hacer que los niños tengan mayores niveles de anticuerpos que los adultos frente al virus.
Al mismo tiempo, el sistema inmune de esta población se encuentra en desarrollo y podría responder de distinta manera que los adultos frente a diferentes patógenos.
Otra de las explicaciones, según Sanidad, es la posibilidad de que los niños sean menos sensibles a la infección por el nuevo coronavirus debido a que la madurez y funcionalidad de la ACE2 podría ser menor en ellos.
efectos imborrables

Esta pandemia va a provocar, según los expertos, un efecto anímico imborrable.
Se habla de una ‘nueva realidad’ para referirse a la situación del mundo tras la pandemia. Aunque el virus se haya desactivado y los contagios sean cada vez menos y más leves, quedarán huellas en el ánimo de las personas. El miedo, el temor a la proximidad de los otros, la resistencia al contacto físico permanecerá durante mucho tiempo. Después del estado de pánico, es necesario empezar a pensar en cómo será la vida tras el coronavirus.
Son necesarios muchos cuidados, pero la vida sigue su marcha.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *