El Cristo Yacente de Santa Ana reposa en la ermita del Santo Sepulcro hasta el Jueves Santo

Procesionará Sábado Santo con la Guarda del Cuerpo de Cristo

El Cristo Yacente de Santa Ana ha sido ya trasladado desde el monasterio hasta la ermita del Santo Sepulcro, situada en el huerto del Convento.

El traslado tuvo lugar el primer viernes de Cuaresma en la procesión de las antorchas y arropado por los hermanos de la Cofradía de la Guarda del Cuerpo de Cristo que preside Cayetano Herrero González y público en general, y junto a la Virgen de las Penas.

La despedida la realizó el padre Oliver, guardián del convento, antes de ser depositado en su ermita, donde podrá ser visitado en actitud de recogimiento por quién lo desee, hasta Jueves Santo.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *