Diego Cutillas vincula la presentación de la revista La Alborga con una cata de vino

El enólogo ha presentado la 33ª edición de la famosa revista

Solicitó ayuda en “facebú” para que nadie llame caldo a lo que con tanto cariño y esmero se elabora en Jumilla que es el “vino”

La revista de la Peña La Alborga ya está en la calle, no sin antes haberse presentado oficialmente en sede peñera. Los honores este año han recaído en el enólogo jumillano Diego Cutillas que ha sido presentado por un amigo de la infancia con el compartía “cancha y losao”, el maestro Martín Martínez, aunque los separaba a su vez la Parroquia de Santiago, “con la iglesia hemos topao”, le contestaba Diego Cutillas a su presentador.

La revista

El secretario de la Asociación de Enólogos, Diego Cutillas, y “capataz de bodega”, abordaba la presentación de la revista como si de la cata de un vino se tratara, pero reflejando “el fiel reflejo de lo que sois”, en referencia a los peñeros y peñeras de la Alborga.

Cutillas ha vinculado la revista con la cultura del vino y con una cata y comenzó relacionando las distintas fases de una cata con lo que se “aprecia en la peña” decía, “una buena crianza, intensa, aunque algo conservadores, para evitar problemas”. “Muchos maestros en la Alborga, señalaba, pero como el maestro de liendres, que de to sabe pero de na entienden”, bromeaba el enólogo.

Finalizó señalando una vez más “lo horrible” que es denominar al vino como caldo y solicitó que la palabra sea incluída en el diccionario de la Alborga y que le ayuden en su “cruzada” en el “facebú”, porque a las cosas hay que llamarlas por su nombre, “al pan pan y al vino vino”.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *