Dientes nuevos a partir de células madre

jose_ramonJosé Ramón Sánchez.

Odontólogo Colegiado nº 797

Un equipo de científicos liderado por la Universidad de Harvard ha logrado demostrar que la luz de baja intensidad puede utilizarse para incentivar a las células madre del organismo a regenerar tejidos. La investigación fue liderada por el doctor David Mooney, miembro del Instituto Wyss para la Ingeniería Biológicamente Inspirada.

El estudio, publicado en la revista Science Translational Medicine, provee una base para una serie mayor de aplicaciones clínicas en la ortodoncia regenerativa y restaurativa, como sería la curación de heridas, la regeneración de huesos y mucho más.

¿En qué consistió la investigación de la Universidad de Harvard?

Los científicos utilizaron un láser de baja intensidad para desencadenar las células madres dentales humanas y formar dentina, el tejido duro similar al de los huesos que compone la mayor parte del diente. Además, lograron precisar la molécula que participa del proceso y demostraron su habilidad a través de diferentes modelos animales.

Diversas moléculas biológicamente activas, como las proteínas reguladoras, pueden activar las células madre para diferenciar tipos de células. La regeneración actual requiere que los científicos aíslen células madre del cuerpo, las manipulen en un laboratorio y las devuelvan al cuerpo, y esto necesita tiempo, dinero y demasiado esfuerzo.

Sin embargo, en el caso de Mooney, la investigación pretende evitar tener que sacar las células del cuerpo, ahorrando mucho trabajo a los científicos. El proceso no introduce nada nuevo al organismo, y los láseres ya se utilizan actualmente en la medicina y la odontología, por lo que los riesgos son leves, sostiene Mooney.

Para corroborar la teoría, el equipo recurrió al dentista Praveen Arany de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, quien taladró pequeños agujeros en los molares de ratones y trató la pulpa que contiene las células madre adultas con láseres de poca intensidad.

Aplicó una capa temporal y mantuvo a los animales confortables y sanos, y luego de 12 semanas, los rayos x de alta resolución confirmaron que el tratamiento de láser incentivó la formación de dentina.

Luego realizaron un estudio para determinar el mecanismo molecular exacto responsable de los efectos regenerativos en el tratamiento láser, y descubrieron que la proteína regulatoria ubicua conocida como TGF-â1 es clave en el incentivo a las células para que produzcan dentina.

-Fuente: Instituto Wyss para la Ingeniería Biológicamente Inspirada

-Autor: Universia España

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This