El confinamiento aumenta el consumo de vino en casa, aunque baja la venta en el punto Horeca

Siete Días ha contactado con algunas bodegas de la DOP Jumilla para recoger su valoración. Muchos también coinciden en destacar la subida de venta on line.

No hay nada mejor que vivir los momentos de confinamiento con una copa de vino de Jumilla en la mano. Y así lo están haciendo muchos ciudadanos, tal y como han confirmado a Siete Días los gerentes de algunas bodegas de la DOP Jumilla que aseguran que aunque las ventas a nivel nacional e internacional han bajado considerablemente, sobre todo en el canal Horeca (Hoteles, Restaurantes y Cafeterías), sí observan un ligero aumento de ventas on line y también ha subido el consumo en casa.

ALCEÑO

Así, el gerente de Bodegas Alceño, Andrés Bastida, ha señalado a esta redacción que de momento siguen trabajando con algo de “frustración”, ya que han tenido que adaptar las formas de trabajar para dar cumplimiento a todas las medidas sanitarias en materia de seguridad.
Sobre las ventas, Bastida reconoce que “existe una gran bajada a nivel nacional, sobre todo en el canal Horeca, aunque las exportaciones también se resienten precisamente por los importadores que trabajan con este canal de distribución, aunque si bien el tema de la alimentación está funcionando un poco, lo cierto es que para Alceño, en principio no nos representa mucho en cuanto a ventas”.


En esta bodega están al 50% del personal e intentando que los trabajadores que quedan guarden las distancias de seguridad y ofreciéndoles las medidas y equipos de protección necesarias para evitar los contagios.
El futuro para Bastida es “incierto”, en tanto en cuanto señala, “que no se sabe lo que va a durar el Estado de Alarma y cuando se reactive tampoco se sabe cómo y de qué manera será”. Manifiesta preocupación por los clientes más fieles, restaurantes sobre todo, que son según el gerente los que más lo están sufriendo, ya que el canal Horeca es una de las piezas fundamentales de nuestro sector.
Al final la tecnología está ayudando un poco, por el tema de las tiendas online pero lo más importante para Alceño, que es la hostelería se está quedando un poco atrás, de manera que es necesario reinventarse y tratar de sacar el negocio hacia adelante.
Anima a que la gente cuando haga la compra, adquieran una botella de vino, “lo disfrute en casa, hagan sus propios maridajes, participen de las catas online que ofrece la página Vinos de Jumilla y que saquemos entre todos el aspecto y lado positivo de esta situación con ayuda de una buena copa de vino. Con fuerza y unidos intentaremos sacar la situación adelante”.

BODEGAS JUAN GIL

Desde Bodegas Juan Gil, afirman que fueron previsores en la toma de decisiones, así, uno de sus directivos, Ángel Gil, asegura que “la semana anterior al momento en el que se decretó el Estado de Alarma nos encontrábamos en Estados Unidos, y desde allí vimos las noticias que iban surgiendo en España. Comprobar cómo se recibían allí las novedades nos hizo ser previsores. Así, al llegar a España lo primero que hicimos fue convocar una reunión con todo el staff para ver cómo organizar el trabajo y así prevenir la situación y que no hubiera ningún problema”. “Establecimos quién iba a hacer teletrabajo y quién iba a seguir trabajando de forma presencial en producción y almacén, y establecimos turnos en bloque, para que no hubiera contacto de los trabajadores de los distintos turnos. Por ahora todas estas medidas han resultado efectivas y todo el mundo sigue trabajando”.


Sobre las ventas, Gil señala que “nosotros lo hemos trabajado mucho, hemos estado muy activos, y a pesar de todo nos han bajado, pero no es ni mucho menos una catástrofe, veremos qué ocurre en abril. Evidentemente nuestras ventas a nivel nacional por el canal Horeca se han paralizado, pero los canales online están creciendo, tanto el nuestro propio, como el de nuestros clientes y a nivel global, lo mismo”.
En cuanto a las perspectivas de futuro, Ángel Gil, afirma que, “en estos casos nunca son buenas, pero como he dicho, por el momento no es una situación catastrófica, esperemos que no se alargue”.
“Ahora -añade- lo que está ocurriendo en el mundo es que la gente, como está en su casa y no puede salir, se toma un vino o una cerveza y un aperitivo con su pareja, o hace una videollamada con amigos con una copa de vino, porque no puede ir a una bar o restaurante, nos damos ese pequeño momento de placer, pero en casa”.
“Es la parte psicológica, finaliza Gil, que también es fundamental para conllevar esta cuarentena y puede ayudar a nuestro sector, no solo a las bodegas, sino también a los agricultores, porque si hay bajada de ventas generalizada, las bodegas estarían llenas de vino y sin tesorería, entonces en campaña no se podría comprar uva o bien porque no te cabe o porque no puedes pagarlo, eso sí que sería un drama y la sensación que tenemos es que no va a ocurrir”.

BODEGAS BLEDA

Antonio José Bleda es gerente de Bodegas Bleda y comenzó afrontando la crisis del COVID19, con la toma de medidas a nivel interno en la empresa. Lo primero de todo, advirtiendo al personal acerca de la distancia de seguridad, adquiriendo mascarillas, confiando en que los trabajadores llevaran a cabo sus medidas propias como el lavado de manos y la desinfección con gel hidroalcohólico, etc.
Sobre el tema de las ventas, Bleda ha señalado que “evidentemente ahora son casi inexistentes, ya que han caído porcentualmente mucho”. “Todo ha sido algo sobrevenido no solo para nosotros, sino para la hostelería y restauración, que tuvieron que cerrar de un día para otro y eso para los bodegas que están más presentes en estos locales, les ha supuesto una ausencia de pedidos que lleva aparejada que los propios clientes distribuidores, que no están recibiendo sus cobros, soliciten aplazamiento a las bodegas y al final esto es una cadena que repercute a todos”, sostiene.
En cuanto al mercado nacional de la hostelería y la restauración, indica que está ”cien por cien parado”, todo ello, aunque parezca que los supermercados están sufriendo un repunte, pero no todas las bodegas trabajan en ese canal; a nivel internacional asegura que la situación es prácticamente la misma, “con ausencia de pedidos en cuanto a distribuidores que puedan dedicarse a la venta de Horeca, y en cuanto a supermercados, podría ser equiparable a lo que está ocurriendo a nivel nacional que sí hay un pequeño repunte en cuanto a pedidos”.


Sobre el futuro, Antonio José Bleda piensa que todos van a tener que “reajustar sus estructuras de todo tipo, y que habrá que ir viendo poco a poco cómo va pasando esta situación, que no cabe duda, que muy en contra de cómo llegó todo, no se irá de un día para otro, y que los negocios que ahora están cerrados tendrán que ir recuperándose muy poco a poco, y lo harán con la influencia de las secuelas de los temores que vivimos diariamente, sobre todo a la hora de consumir, y todo ello hará que la recuperación sea incierta en el tiempo, porque de un día para otro los negocios no estarán como a principios de marzo”. “Es una incertidumbre todo, remarca el gerente de Bleda, pero hay que ser optimista y transmitir un mensaje positivo”. “Beber vino por ejemplo sería una buena terapia para estos tiempos que nos está tocando vivir”, señala Antonio José Bleda.

SILVANO GARCÍA

Por su parte, Silvano García es el gerente de Bodegas Silvano García y presidente del Consejo Regulador de la DOP Jumilla. Afirma que “esto nos ha cogido a todos desprevenidos y no creo que nadie se le pasara por la cabeza que en los tiempos que vivimos se pudiera dar una situación de este calibre”. “Vimos, añade García, cómo esta crisis avanzaba en China y luego en Italia, pero sinceramente no creíamos que en España fuera a afectar tan de lleno, la estamos sufriendo y quiero pensar que alcanzamos la estabilización, aunque queda tiempo por delante para salir y no hay fecha, sí tengo la esperanza que pronto podamos retomar nuestras vidas y nuestras costumbres, unas seguirán, pero otras van a ser un punto de inflexión en muchos aspectos y muchas cosas cambiarán”.


El sector del vino, recuerda el presidente del Consejo Regulador, ya arrastraba varias circunstancias como los aranceles de Estados Unidos y el Brexit del Reino Unido, pero “esta situación es mucho más grave, el parón del vino a nivel mundial ha sido enorme, el vino que se consume en la hostelería es imposible y en alimentación, las primeras semanas cayó”. Sin embargo, como dato algo positivo añade que “lo que manejamos ahora es que está teniendo un repunte de las ventas en grandes superficies, así como on line, e igualmente el consumo en casa se ha incrementado muchísimo, algo que esperemos que se mantenga cuando esto pase”.
Asimismo, según Silvano García, “estamos viendo mercados asiáticos como China y Japón que fueron los primeros que cayeron, están empezando a salir, por lo que continúa la comercialización a esos países”.

BODEGAS VIÑA ELENA

Elena Pacheco ha asegurado a Siete Días que en Viña Elena afrontan la situación “con mucha incertidumbre y mucha tristeza, sobre todo cuando ves que todo esto se va cobrando la vida de nuestros mayores, y eso da mucha pena”. “Con el paso del tiempo, continúa la joven bodeguera, empiezas a distanciarte y a ver las cosas desde otra perspectiva”, y calcula que todo esto será cuestión “de paciencia” y que habrá que intentar que pase “lo más rápidamente posible, mantener el ánimo y ajustarnos a cualquier hilo de esperanza y comercialización”.
Elena Pacheco señala que en su caso particular, hay clientes que se dedican a la alimentación y “en estos momentos están consumiendo más de lo habitual”, dice, en contraposición al canal Horeca de distribución, “que está totalmente paralizado”.

“Intentaremos, añade Pacheco, adaptarnos de manera continua a la situación y ver qué es lo que sucede”. En cuanto a ventas, “está claro que ha habido muchas cancelaciones sobre todo debido al canal Horeca, de restaurantes, y luego está esa pequeña parte que es la de alimentación, que es la que sobrevive y que aunque es una parte pequeña, señala, “de momento por ahí podemos llorar por un ojo e intentar mantener a toda la plantilla”, apunta la bodeguera.
De hecho, cuenta que todo el equipo de Viña Elena está implicado en hacer y reaccionar según vayan marcando las circunstancias, porque la realidad ahora es una incertidumbre. “No se puede programar nada porque al día siguiente cambia todo”, indica.
En las instalaciones se sigue con los protocolos y garantizamos que todo el mundo cumpla y trabaje con las medidas de seguridad sanitarias, que es lo más importante, y si hay alguno que tenga riesgo, lo apartamos de su trabajo “de la manera que proceda”, señala, “lo que no queremos es exponer a nadie, al contrario”. Finalmente Elena Pacheco, señalaba que “hay que desear y poner todo el ánimo y la fuerza del mundo, para que todo esto mejore y cambie rápidamente, y salgamos reforzados de esta situación”.
ESENCIA WINES CELLARS

Juan Vicente García, director general de Esencia Wines Cellars, propietaria de Hacienda del Carche y Casa de la Ermita, comenzó destacando que “gracias a Dios en la bodega no tenemos ningún caso de contagio, todos los trabajadores están en perfecto estado y eso es lo primordial”.
En cuanto al trabajo, García asegura que “nosotros esta situación no la estamos sufriendo unas semanas, sino desde hace cuatro meses, ya que mercados internacionales importantes como el de China están sufriendo el coronavirus hace tiempo”. Añade: “Cerraron completamente sus fronteras a las importaciones y aunque no las hubieran cerrado, nadie consumía ya que estaban confinados”.


Empresarialmente, indica el director general de Esencia Wines Cellars “lo que hemos hecho ha sido disminuir el ritmo de trabajo, toda la gente que puede está teletrabajando y la jornada la hemos reducido tanto en horas presenciales como en días, solo trabajamos por la mañana, tratamos que las personas estén el mínimo tiempo en contacto entre ellos, y por supuesto, guardando las medidas de seguridad oportunas”. Simplemente atienden los pedidos que entran.
Asimismo, la parte de Enoturismo, según Juan Vicente García, “está totalmente parada, antes de aprobar el decreto nosotros decidimos cerrarlo ya que podía ser un foco importante de contagio para los visitantes y para los trabajadores”.
Igualmente coincide en señalar que el canal Horeca está cien por cien detenido. En supermercados notamos una ralentización y ahora parece que se da una pequeña subida, se vende algo más de lo que es habitual”.
Por último afirma que ·”lo que me mantiene la moral es la gran actitud de vecinos y de colectivos, apoyando a todos los que están en primera línea de fuego, así como las iniciativas para mantenernos entretenidos, como las catas on line, ya que con una copa de vino en la mano, aunque no se mate al coronavirus, todo se ve de otra forma”.

BODEGAS SAN ISIDRO

Por último, según el director general de Bodegas BSI, Joaquín Hernández, “en lo primero que pensamos en la bodega fue en nuestros trabajadores, también en nuestros dueños, los socios, y nuestros clientes y proveedores, nos anticipamos una semana a que se decretara de Estado de Alarma y comenzamos a tomar medidas para que nuestro personal estuviera seguro, planteamos un plan de contingencia que comunicamos a toda la empresa y lo hemos ido actualizando conforme a las nuevas indicaciones de las autoridades sanitarias”. “A nivel de empresa, estamos llevando estrictamente todas las medidas de Sanidad, algo que por otro lado siempre hemos hecho y por lo que hemos conseguido diversos certificados de calidad”, afirma.


En cuanto a las medidas, según Hernández, algunas de las que tomaron fueron, “las de distanciamiento, proporcionar los epi necesarios a los trabajadores, productos de higiene y desinfección, medidas que también están siendo aumentadas en todas las áreas de la empresa, e hicimos inmediatamente una relación de los trabajadores de la bodega y valoramos los que podían ser población de riesgo, incluso a algunos de los trabajadores los mandamos a casa. También hemos aplicado el teletrabajo en los empleados que pueden llevarlo a cabo”. “Hemos intentado en la medida de lo posible no prescindir de nadie, ni hacer ERTE, hemos tenido varias crisis y siempre las hemos afrontado y superado así”, reconoce el director general de BSI.
Respecto al apartado de ventas, Joaquín Hernández asegura que hay “un parón generalizado en hostelería y restauración, y alimentación sí funciona, pero no compensa ni de lejos las ventas que se hacían en Horeca. También va a bajar el consumo turístico, ya que esta Semana Santa no van a acudir visitantes, que también realizan compras importantes o visitas a la bodega. Seguimos trabajando tanto en nacional como en exportación, y es donde tenemos un nicho”.
Sobre la venta on line, Hernández indica que “en el caso de los vinos en España no tiene una importancia realmente significativa, pero sí es cierto que al trabajar mucho enoturismo, teníamos muchos visitantes que preguntan y les llevamos el vino y el aceite a sus casas”.
“Lo importante es que pronto termine esta situación porque esto es un sufrimiento para miles y miles de personas, primero para los que padecen la enfermedad y los que han perdido algún familiar. Debemos hacer un esfuerzo de ilusión y ánimo toda la sociedad para salir de esto y que afecte lo menos posible a los aspectos económicos y sociales, las administraciones públicas, las empresas y los trabajadores”.
“Mientras tanto, concluye Hernández, hay que llevar el confinamiento lo mejor posible con un consumo moderado de vino y acompañado de los ricos productos de esta tierra”.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *