El coronavirus frena, pero no detiene a los jumillanos que #TrabajamosPorTi

Cuerpos de seguridad, farmacias, comercios minoristas de alimentación, panaderías o estancos siguen prestando servicio

Siete Días Jumilla se ha puesto en contacto con algunas de estas empresas o entidades para conocer su situación

A pesar de la situación causada por el covid-19, muchos jumillanos que desarrollan su actividad laboral en empresas o entidades al servicio de sus vecinos siguen trabajando para poder ofrecer bienes de primera necesidad y auxilio a la población.

Cuerpo de bomberos

Así sucede con el cuerpo de bomberos de la localidad, según Juan Tomás, sargento jefe del parque de Jumilla, “esta es una situación a la que hemos tenido que adaptarnos a la fuerza, se han implementado medidas extremas de higiene y limpieza, incluso en los cambios de guardia. Por el momento el parque de Jumilla no ha realizado ningún servicio relacionado con el coronavirus, no así el de Yecla, que sí ha tenido que dar apoyo a sanitarios en algún traslado. Debemos ser metódicos”. “Los turnos se han estructurado para que no haya cruces entre guardias, no se permiten tampoco cambios en las guardias, ya que si uno de los componentes de un equipo se contagia, solo se pondría en cuarentena a ese bloque”, informa Tomás.

Los EPI de los bomberos son muy importantes para el desarrollo de sus funciones. “Tenemos equipos para combatir riesgos biológicos o víricos, y ahora mismo disponemos de unos mínimos por la previsión que se hizo hace unos meses con los primeros casos, pero es insuficiente para lo que se supone que puede venir en los próximos días”, afirma el sargento.

“Las emergencias siguen, aunque las incidencias han bajado de manera drástica, esta semana con las lluvias por ejemplo hemos tenido que desplazar efectivos a Los Alcázares por las inundaciones. No hay que bajar la guardia”, asegura Juan Tomás. Por último y en cuanto a los homenajes de la población con sus aplausos desde los balcones afirma que “son una muestra de que los servicios públicos siempre están ahí y dando el 100% de su profesionalidad, ahora están en primera línea los sanitarios. Es tu trabajo y tu obligación, pero cuando recibes un reconocimiento, este factor humano se agradece y genera nexos de unión en la población”.

Farmacias

Pedro Soriano, gerente de la Farmacia Pedro Soriano, informa que actualmente tienen que cumplir dos normativas, “la que nos impone Sanidad, más la provocada por el Estado de Alarma. Nosotros mantenemos nuestro horario y estamos trabajando en turnos por bloques”. Respecto a la clientela, asegura que “el comportamiento está siendo ejemplar, en el establecimiento hemos marcado las distancias en el suelo, pero la gente incluso espera en la calle guardando la distancia”. “Los clientes quieren adquirir mascarillas, guantes y jabón hidroalcoholico, pero es muy complicado proveerles de todo, ya que su suministro está muy por debajo de la demanda, no pasa lo mismo con los medicamentos habituales, de los que no hay desabastecimiento”, finaliza Soriano.

Minoristas alimentación

También los pequeños comercios de alimentación siguen trabajando. Así, Francisco Esteve, gerente de Casa Canales informa que “ahora debemos atender con guantes y mascarilla y solo puede haber dos o tres clientes como máximo en la tienda”. “La sensación es que el miedo se ha apoderado de la gente, ha habido una subida de las ventas por el acopio, y ahora seguro que hay una bajada porque las despensas están llenas, además muchos de los clientes que suelen acudir a la tienda ahora me llaman y me piden que les lleve la compra a casa, un servicio que siempre he ofrecido”, asegura el gerente de Casa Canales.

Panaderías

Las panaderías también han visto mermadas sus ventas. Así, José Martínez gerente de Pastelería El Colchonero asegura que “ahora mismo lo que se vende casi exclusivamente es pan, la cafetería la tenemos cerrada, y solo despachamos en tienda, no hacemos servicio a domicilio. Tomar decisiones es muy complicado, porque hay mucha incertidumbre”.

Por su parte, Juan José Bernal de Pastelería Naber asegura que “tenemos que animar a nuestra clientela, esa es nuestra función ahora, no bajarles la moral, ayudarles lo máximo posible, estamos trabajando a domicilio, y aunque la cafetería está cerrada, estamos sirviendo café para llevar”. “No estamos trabajando al 100%, es lo que quisiéramos, pero hay que entender que está todo el mundo confinado y  mucha gente se está haciendo sus dulces en casa, algo lógico y que veo fenomenal, porque tenemos muy buenas reposteras y reposteros en Jumilla, además la gente no tiene ánimo para celebrar cumpleaños, comprar tartas y demás dulces, este fin de semana por ejemplo lo hemos notado en la venta de hornazos”, asegura Bernal.

“Tenemos el corazón encogido con todo lo que está pasando, pero vamos a salir de esta y lo vamos a celebrar, ahora toca que todo el mundo se quede en casa, tenemos medios para llevarles los productos, nos tienen para lo que necesiten, se lo debemos todo a nuestros clientes”, finaliza el gerente de Naber.

Estancos

Otro de los servicios que sigue al pie del cañón es el de las expendedurías de tabaco y timbre. Marta y Rafa Espinosa, gerentes del estanco nº 5 de Jumilla informan de que “en nuestro local estamos dejando entrar a los clientes de uno en uno y respetando la cola en el exterior, aunque la gente está concienciada. A la vez intentamos desinfectar en todo momento el local y nos protegemos con mascarilla y guantes de látex”.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *