El infortunio ‘se ceba’ con el Jumilla FS a dos segundos del final

El Pinatar CFS anotó el tanto de la victoria con el tiempo casi cumplido (2-3), para infligir a los vinícolas su undécima derrota seguida

El Jumilla FS no sale del pozo en el que se encuentra sumido, y este pasado sábado sufrió otro serio varapalo en el derbi regional frente al Pinatar, ante el que cayó derrotado por 2-3 a falta únicamente de dos segundos para el pitido final del colegiado.

Un partido al que los blanquiazules entraron un poco dormidos y empezaron perdiendo, pero en el que no tardaron en ponerse el mono de trabajo. Subieron los jumillanos la presión y tuvieron muy buenos minutos sobre la cancha, tanto como para llegar a ponerse por delante en el luminoso por 2-1 gracias a los tantos de Rubén y Pizarro.

Una ventaja que se mantendría hasta el empate del Pinatar, que dispuso de quinto jugador sobre la pista y encontró su recompensa a tres minutos del final con el tanto del empate a dos. Mantuvo el conjunto visitante al portero jugador en busca de la victoria, mientras el Jumilla FS se defendía con uñas y dientes, esperando una contra que les pudiera permitir optar a la victoria.

Pero  cuando quedaban poco más de treinta segundos se produjo una jugada que sería determinante, con la segunda amarilla y consiguiente expulsión de Juanjo. Una circunstancia que dejaba a los jumillanos con un jugador menos sobre la cancha. Tocaba sufrir para mantener el empate en esa recta final, y casi lo habían conseguido, pero el destino fue nuevamente cruel con el Jumilla FS, y a falta de solo dos segundos llegó el tanto de la derrota.

Un gol que dejó mudo a la grada del Carlos García, que se relamía con la posibilidad de ver a su equipo sumar los primeros puntos en su feudo, y que nuevamente se quedó con un ‘palmo de narices’. Los jugadores quedaron abatidos, y fue el propio entrenador, José Antonio Martínez, el que tuvo que salir a la cancha a levantarlos y darles ánimos. No había terminado aún el encuentro. Pizarro armó un rápido disparo nada más sacar de centro, pero no hubo milagro, certificándose así la undécima derrota consecutiva de los vinícolas.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *