El legado de Miguel Marín Padilla está ya preparado para que viaje a Jumilla

La Academia Internacional de Patología le nombra Socio de Honor

El profesor desea que el futuro Centro de Interpretación del Cerebro quede ubicado en la Plaza de Arriba

El legado de D. Miguel Marín Padilla ha sido ya designado y está preparado para que viaje a Jumilla, y la selección ha sido realizada por el propio investigador, junto al doctor Guzmán Ortuño, anatomopatólogo y amigo personal del profesor.

Es el deseo de Marín Padilla que su “sancta sanctorum” se albergue en el futuro Centro de Interpretación del Cerebro, que él mismo quiere que se construya en la Plaza de Arriba.

DONACIÓN

El contenido de la donación estará compuesto por su lugar de trabajo, laboratorio, estudio y archivo de todas sus publicaciones y preparaciones histológicas perennes. Resumiendo, el legado quedaría de la siguiente manera: Fotomicroscopio y otros microscopios auxiliares, cámara lúcida, mesa de trabajo y muebles de despacho. También incluye objetos personales, cuadros, diplomas y acreditaciones obtenidas. En cuanto al legado científico propiamente dicho habrá alrededor de 5.000 preparaciones histológicas, esquemas y dibujos, archivo fotográfico, libros publicados, separatas de sus publicaciones, su biblioteca personal y un archivo de entrevistas en radio y televisión.

El objetivo de este gran legado es que sea instalado en un nuevo edificio ubicado en la Plaza de Arriba y que sea un centro de referencia de estudio del cerebro humano para estudiantes e investigadores.

Para la utilización de todo este material se precisa contar con un centro “atractivo, moderno, luminoso, y apto para todos los públicos y niveles educativos, desde la escuela primaria y público en general  hasta la élite científica con aspiraciones”, que sirva como museo, centro de Investigación, Educación y Turismo. Para ello hay que dotar al futuro centro del cerebro, con material apropiado para acometer funciones de digitalización de la obra impresa (libros y separatas), microscopios,  proyectores, ordenadores, material para la metodología interactiva de aprendizaje,  mobiliario, etc.

Para el cumplimiento de estos objetivos se precisa de un espacio para ubicar el despacho del profesor con sus enseres personales, el museo de objetos de laboratorio, una sala explicativa del funcionamiento del cerebro, sala oscura de proyección para escolares, sala de investigadores para la utilización de las preparaciones del D. Miguel, archivo, salón de actos y conferencias, servicio de almacén y recepción y servicios para minusválidos, evitando escalones en todo el edificio.

La Sociedad Española de Anatomía Patológica y la Academia Internacional le nombran mañana Socio de Honor en Granada

Hace poco más de tres años que se firmó el compromiso de la donación del legado del profesor Marín Padilla con el Ayuntamiento de Jumilla y es ahora cuando se conoce la naturaleza de la donación y los espacios que albergará el futuro Centro de Interpretación del Cerebro, que se ubicará, por expreso deseo del investigador jumillano en un nuevo edificio situado en la Plaza de Arriba.

Cabe destacar que D. Miguel Marín Padilla, que ya fue nombrado Hijo Predilecto de la ciudad es un gran investigador del cerebro humano y a ello ha dedicado toda su vida, siguiendo la estela de otro gran neurocientífico como fue Ramón y Cajal.

Este viernes procedente directamente desde su domicilio habitual en Hanover en el estado de New Jersey en Estados Unidos viajará hasta Granada donde recibirá el nombramiento de Socio de Honor por parte de la Sociedad Española de Anatomía Patológica y la Academia Internacional de Patología.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *