El Tribunal Supremo condena a Granini y da la razón a los zumos Don Simón

La multinacional alemana daba a entender que ofrecen zumo natural cuando era néctar

MC.C.V.

El pasado 24 de junio la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo desestimó el recurso de casación que la mercantil Eckes Granini Ibérica SA interpuso frente a la sentencia dictada por Audiencia Provincial de Barcelona (de 2 de octubre de 2017), sentencia que declaró engañosa una campaña de publicidad difundida por Granini y que fue denunciada por J. García Carrión S.A.


Según informan desde esta empresa, en dicho anuncio, la multinacional alemana promocionaba un néctar de naranja, dando a entender al consumidor que se trataba de un zumo de naranja natural. El fallo judicial de la Audiencia de Barcelona condenó a Granini al cese de la emisión del citado spot publicitario, así como a la difusión en tres cadenas de televisión nacionales de una declaración en la que la condenada reconociera expresamente la información engañosa publicitada y que el producto anunciado se trataba de un néctar y no un zumo de naranja.
La decisión del Tribunal Supremo, que declara firme la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona y condena a Granini al pago de las costas, pone fin a la vía judicial en esta controversia, volviendo a dar la razón a la empresa J. García Carrión S.A.

OTRAS CONDENAS

A este respecto, no es la primera vez que Granini es condenada por emitir campañas que infringen claramente la normativa de publicidad. Recientemente, y en relación a una campaña denominada “Granini 100% fruta” en la que se promocionaban zumos elaborados a base de concentrado de frutas, el Organismo independiente de Autorregulación publicitaria (Autocontrol), mediante la resolución de 31 de octubre de 2019 (confirmada posteriormente por la resolución de 5 de diciembre de 2019), condenó a Granini nuevamente al cese de diferentes anuncios emitidos tanto en televisión como en otros medios, al considerar que la campaña era engañosa para el consumidor al anunciar zumo concentrado como si fuera zumo exprimido. Y en esta línea, el mismo pronunciamiento de Autocontrol (resolución de 22 de marzo de 2010) se produjo con otra campaña de Granini en el año 2010 en la que se promocionaba supuestamente un zumo de naranja 100% natural y sin azúcar añadido, cuando en realidad se trababa de un producto elaborado a base de concentrado.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *