El XXVI Certamen de Calidad de los Vinos de Jumilla, encumbra a Alceño, Luzón y Juan Gil

Doce medallas de oro, dos de plata y tres menciones especiales

Gustavo López

Una vez finalizadas las catas del XXVI Certamen de Calidad de los Vinos de Jumilla, que este año de forma excepcional se ha celebrado en Madrid, un total de siete bodegas han sido premiadas. En total se han repartido 12 medallas de oro y dos de plata, así como tres menciones especiales.

Los catadores posan tras dar a conocer los premios

Bodegas Alceño ha sido una de las más laureadas al lograr cuatro medallas y todas de oro. Por su parte, Bodegas Luzón también ha conseguido cuatro medallas, pero en su caso han sido tres doradas y una de plata, así como la mención al Luzón Colección Monastrell dentro de su categoría.

Carolina Martínez y Silvano García

El vino Juan Gil etiqueta gris, ha sido catapultado hasta lo más alto de este certamen, ya que ha sido medalla de oro, mención especial como mejor Monastrell de su categoría, y mejor vino orgánico. Este vino emblemático ha conseguido todo a lo que optaba y con las máximas puntuaciones.

En cuanto al resto de bodegas galardonadas, Pío del Ramo, Esencia Wines Cellars, BSI y Bodegas Bleda, todas han conseguido una medalla y en todos los casos de oro.

El jurado de cata ha estado compuesto por expertos catadores, periodistas especializados y sumilleres como Raúl Revilla, sumiller de Zalacaín, Custodio Zamarra, maestro sumiller; Fernando Gurucharri, presidente de la Unión Española de Catadores; Andrés Proensa, director de Planeta Vino y Guía Proensa; Mara Sánchez, periodista y crítica de vinos para varios medios; Raúl Serrano, director del panel de cata de la publicación Vivir el Vino; Amaya Cervera, catadora y directora de Spanish Wine Lover; José Luis Casado, director de cata de la revista Sobremesa; Jaime Bermúdez, director de Vinoselección; María José Huerta, sumiller en el Restaurante Paco Roncero de El Casino de Madrid; Antonio Candelas, editor jefe de la publicación Mi Vino; y Paco Abellán, de la Unión Española de Catadores.

Los catadores posan tras dar a conocer los premios

El presidente del Consejo Regulador, Silvano García, destacó su satisfacción por el desarrollo de las catas de este año y señaló que “todo ha sido un poco especial, ya que este año decidimos trasladarnos nosotros a Madrid, donde residen la mayor parte de los catadores con el fin de guardar la máximas medidas de seguridad, y aunque se haya tenido que hacer público del fallo del jurado de forma online, esperamos poder celebrar pronto un acto donde se entreguen las medallas y los diplomas a los vinos ganadores”.

En cuanto al palmarés general de esta edición del certamen, en vinos blancos, hubo una medalla de oro para el Finca Luzón Blanco 2019, de Bodegas Luzón, y una medalla de plata para el vino Juan Gil Moscatel 2019, de Bodegas Hijos de Juan Gil.

En cuanto a la categoría de rosados, solo se dio una medalla de plata que logró el Luzón Colección Rosado Monastrell 2019, de Bodegas Luzón.

Por su parte, en vino tinto elaborado sin contacto con madera de añadas 2018 y 2019, se otorgaron tres medallas de oro a los vinos Alceño Tinto joven 2019, de Bodegas Alceño; Finca Luzón 2019, de Bodegas Luzón; y oro más mención especial Monastrell a Luzón Colección Monastrell 2019, de Bodegas Luzón.

En vino tinto elaborado en contacto con madera de añadas 2018 y 2019 también se concedieron tres medallas de oro que fueron a parar a Alceño 4 meses Roble 2019, de Bodegas Alceño; Alceño Premium 50 barricas 2018, de Bodegas Alceño; y oro más mención especial Monastrell para Juan Gil Etiqueta Plata 2018, de Bodegas Hijos de Juan Gil.

Siguiendo las categorías, hubo dos medallas de oro en los vinos tintos elaborados en contacto con madera de añadas 2017 y anteriores para Alceño 12 meses 2017, de Bodegas Alceño y para Pío del Ramo Roble 2017, de Bodegas Pío del Ramo.

El mejor vino tinto Crianza con medalla de oro se lo llevó Casa de la Ermita Crianza 2017, de Esencia Wines y el mejor vino tinto reserva y gran reserva fue el Castillo de Picacho Reserva 2016, de Bodegas BSI.

Por último, en jurado destacó con medalla de oro el Amatus Dulce Monastrell 2019, de Bodegas Bleda como mejor vino dulce y de licor.

Este año una de las novedades era la instauración de la mención especial al mejor vino ecológico del certamen que ganó Juan Gil Etiqueta Plata 2018 de Bodegas Hijos de Juan Gil.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *