Emergencias dentales

jose_ramonJosé Ramón Sánchez.

Odontólogo Colegiado nº 797

Si ocurre un trauma dental, el mejor consejo es permanecer calmado y sereno. Lee y aprende los siguientes pasos ahora, y sabrás qué hacer en caso de una emergencia. Recuerda que debes buscar el consejo de un dentista profesional siempre que ocurra una herida en los dientes o la boca.

A diferencia de un diente desportillado o roto, algunas heridas de higiene dental no  son tan obvias. Un golpe en la boca puede causar un daño que no se ve, pero que puede terminar con la pérdida de uno o más dientes. Así que consulta con tu dentista profesional tan pronto puedas después de una herida en los dientes o la boca.

Si se cae un diente durante un accidente:

-No restriegues o limpies el diente.

-Pon el diente en un pequeño envase con leche, solución salina si es posible, o un líquido para preservar dientes disponible en tu farmacia.

-Ve a tu dentista profesional lo antes posible, preferiblemente antes de 30 minutos. No olvides llevarte el diente contigo.

-Si se atiende a tiempo, un diente permanente puede ser reimplantado en el hueco del diente y permanecer normal y saludable.

La ventaja del implante dental frente al resto de alternativas es el hecho de respetar y por lo tanto no dañar el esmalte sano de los dientes adyacentes. Devuelven la función masticatoria perdida, permiten mostrar una boca con aspecto natural y realzan la belleza de la sonrisa.

El procedimiento tiene dos versiones: implantes inmediatos – simultáneos con la extracción del diente- o implantes diferidos, tras la cicatrización del alveolo o hueco que deja la extracción del diente.

Los implantes inmediatos han demostrado tener el mismo pronóstico o porcentaje de éxito que los implantes convencionales o diferidos.

La principal ventaja del procedimiento consiste en realizar todo el tratamiento en una sola cita. Esta incluye la extracción del diente, limpieza del alveolo, colocación del implante y la reconstrucción de la encía del implante.

En ocasiones va acompañado de un injerto de su propia encía para que el resultado estético sea natural, evitando las deformaciones o hundimientos de la encía que ocurren en todos los casos en mayor o menor medida. Existen algunas situaciones en las que no se puede utilizar esta técnica: presencia de infecciones agudas o hueso insuficiente en el diente como para anclar correctamente el implante.

Los implantes diferidos se refieren a que se colocan tras la curación del alveolo o hueco dejado por el diente extraído.

Esta curación dura entre dos y cuatro meses en pacientes no fumadores y siempre se acompaña de un hundimiento de la encía, que se debe reconstruir en la cita de colocación del implante o en citas posteriores

.Durante todo este periodo de tratamiento, el paciente llevará en todo momento un diente provisional para sustituir al que se haya extraído, que le permita realizar una función masticatoria, fonética y estética adecuada.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *