Francisco González: “En unos dos meses la Piscina Olímpica debería estar terminada”

Está delimitado el perímetro con ladrillos, se ha instalado la fontanería y construido los vasos de expansión y depuración. También se está colocando la ferralla para su posterior gunitado

Las obras han sobrepasado el ecuador

A principios del mes de octubre comenzó la construcción de la nueva Piscina Olímpica en el Polideportivo Municipal La Hoya, y ya va quedando menos para su estreno. Las obras se están desarrollando a buen ritmo, pero la instalación no estará lista en los plazos inicialmente ofrecidos. El proceso se alargará un mes más, previendo su conclusión para marzo, tal y como ha reconocido el concejal de Obras, Francisco González, a Siete Días Jumilla. “Se estima su finalización para  marzo, o así. No nos urgía tanto como para, ahora en invierno con las temperaturas tan bajas que hay, comprometer el hormigón, que con las heladas puede dañarse. Pero estimo que entrando aquí siete u ocho personas, en un plazo de dos meses debería estar terminada”, ha pronosticado el edil.

Nada debería impedir, por lo tanto, que los ciudadanos puedan disfrutar de la instalación en esta próxima temporada de baño.

ASÍ VAN LAS OBRAS

Ya se ha terminado el muro perimetral de ladrillo que delimitará la Piscina Olímpica, que mantendrá sus medidas originales, y sobre el cual está colocada también parte de la ferralla (los hierros que forman parte del cimentado). Del mismo modo se está terminando la fontanería,  y en el suelo están ya preinstalados los tubos de impulsión, que se encargarán de volver a introducir el agua en el vaso ya que, al igual que ocurría en la anterior piscina, en esta también se desbordará el agua. “El agua sale por la parte de arriba y se impulsa desde abajo, de donde saldrán los chorros”, ha informado Francisco González.

Del mismo modo está ya construido el vaso de expansión , hacia donde se canalizará todo el líquido que salga de la piscina. El agua pasará de este vaso al de depuración, que también está casi finalizado y que se encuentra justo al lado. Allí se instalarán los filtros que se encargarán de limpiar el agua, así como las bombas que han de impulsarla para devolverla a la piscina.

¿QUÉ FALTA POR HACER?

Lo más inmediato es terminar de colocar la ferralla junto al muro de ladrillo, para poder proceder así a gunitar el perímetro. El gunitado, u hormigón proyectado, permite que la superficie resulte menos porosa, impermeabilizándola  totalmente, lo que evitará las filtraciones de agua. El mismo método se aplicará en el fondo, una vez se concluya la fontanería que actualmente puede observarse sobre la zahorra que cubre el suelo. A partir de ahí se procedería al alicatado de todo el vaso, así como también terminar los vasos de expansión y depuración.

Posteriormente solo quedaría instalar los nuevos pasos de duchas, así como el elevador que permitirá el acceso a la piscina de personas con discapacidad, para dar así por concluidas las instalaciones después de, si se cumplen los plazos ofrecidos, seis meses de trabajos.

Tal y como se informó en su día, la gran obra del gobierno de Juana Guardiola tendrá un coste de 430.064 euros (por debajo de lo inicialmente previsto), y está siendo realizada por las mercantiles de UTE Zima Desarrollos Integrales y Zaragoza 2012 Grupo Constructor.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This