Francisco Javier Franco, tras su dimisión: «Lo que no me pueden quitar es la dignidad»

El Jumilla FS plantó cara pero cayó frente al líder, el FS Talavera, por 4-5

Tras el parón de Copa volvió la Segunda División B de fútbol sala al Carlos García, y lo hizo con un partido en el que el Jumilla FS, con nuevo entrenador en el banquillo, dio la cara y casi la sorpresa ante el líder del grupo 4, el Talavera, contra el que finalmente cayó por 4-5.

El ahora equipo de Antonio Sandoval tuvo un comienzo arrollador, llegando a colocarse con un 3-0 con los goles de Ismael, Pedro y Carlos. Un marcador que hubiera hundido a muchos conjuntos de la liga, pero no al líder, que supo reponerse antes del descanso para anotar dos tantos y reducir distancias.

Logró el empate el Talavera tras el descanso, anotando después otro gol para colocarse con ventaja (3-4). Pero reaccionaron los blanquiazules, que nuevamente por medio de Carlos igualaba la contienda. Con empate a cuatro y a tres minutos del final, llegó el tanto del Talavera que condenó al Jumilla FS.

Otra derrota para sumar cuatro jornadas sin ganar, y dejar la cuenta de la segunda vuelta -en la que han disputado nueve encuentros- en solo cinco puntos. Una pésima racha que les ha hecho perder otra posición para colocarse undécimos.

 

EL EX ENTRENADOR, FRANCISCO JAVIER FRANCO, ESTUVO EN LA GRADA DEL CARLOS GARCÍA

También estuvo en la grada presenciando el partido el ya ex entrenador del Jumilla FS, Francisco Javier Franco. El alcantarillero habló para los medios, y reconoció “ciertas desavenencias con parte de la directiva”. Resulta que el filial del equipo blanquiazul, el Futsal Molina, tiene influencia en las decisiones del Jumilla FS. Es con ellos con quién Franco ha tenido problemas. “Llega un momento en el que, aunque uno quiera tirar, si cada vez te van poniendo más trabas, no puedes. Por el bien incluso de los jugadores. Si con mi salida se va a acabar esta situación, pues ya está. Decisión muy dura.”, aseveró Franco.

Según contó, todo lo desencadenó un ‘whatsapp’. Me llega un mensaje en el que me dicen que quieren tomar el equipo una semana, y según salga el partido hablarían conmigo o no. Eso estando a quince metros de mí”, aseguró el ex técnico blanquiazul. “Me sentó mal por todo, por el fondo y por las formas. A uno le pueden quitar todo menos la dignidad, y ahí fue cuando me vi obligado a todo”.

También desmintió las palabras del presidente del Jumilla FS, Juan Antonio Jiménez, que relacionaba su dimisión con la incorporación de un preparador físico. “Es totalmente falso. Soy yo quien digo de ficharlo, y no hemos tenido ningún tipo de problema”, sentenciaba, antes de asegurar que guarda un buen recuerdo de su paso por Jumilla.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *