Incertidumbre en las floristerías ante Todos los Santos

Se preparan protocolos de asistencia al cementerio para el 1 de noviembre

Se acerca el 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, una fecha en la que tradicionalmente se recuerda a los familiares y amigos fallecidos. Pero este año no va a ser igual. La pandemia que está sufriendo el mundo también va a afectar a esta conmemoración. Las autoridades preparan protocolos para la asistencia al cementerio, con el fin de evitar aglomeraciones y por tanto posibles contagios.

Los jumillanos cumplen también con esta tradición y acuden al camposanto a llevar flores como homenaje a sus fallecidos. Siete Días  Jumilla ha querido conocer las previsiones que, en este año tan difícil, tienen las distintas floristerías de la ciudad.  Estos establecimientos afrontan de forma diferente el Día de Todos los Santos.

Así, desde Díselo con Rosas, su gerente Noemí Jiménez se muestra optimista y asegura que “aunque las cifras de ventas pueden bajar un poco, es una fecha muy señalada y los jumillanos seguro que cumplen con la tradición”. Afirma que desde “el Ayuntamiento se está trabajando desde septiembre para establecer las medidas necesarias en el cementerio y que las visitas se hagan de forma segura”. En Díselo con Rosas, ya hay clientes que están realizando sus encargos incluso para días antes del 1 de noviembre, puesto que, subraya Noemí  Jiménez “saben que las flores son frescas y por tanto duran varios días”. En estas fechas, lo que más se vende son rosas y orquídeas, así como claveles y gladiolos. En esta empresa apuestan por proveedores de la Región de Murcia que, añade Jiménez “tienen una importante producción preparada para esta celebración”.

La gerente de Díselo con Rosas pone el acento en el “sentimiento que transmite una flor”. Apunta: “Está siendo un año muy duro, han fallecido muchas personas que no hemos podido despedir como se merecían, ha habido fechas muy señaladas en las que no hemos podido corresponder a nuestros seres queridos y ahora la gente está muy interesada en mostrar sus sentimientos con flores”. Noemí Jiménez ha señalado que en estos meses han seguido trabajando, con venta telefónica y online y con envíos a domicilio “que la gente recibía con lágrimas en los ojos”. Además en el establecimiento han implantado todas las medidas de seguridad necesarias, con control de aforo y con horas de recogida. Por último, la gerente de Díselo con Rosas insiste en que “en estos momentos tan duros, la mejor manera de expresar nuestros sentimientos a los demás es a través de las flores”.

Por su parte, desde Coloma Floristas, su propietaria Sebastiana Coloma ha señalado que en su establecimiento han optado por ofrecer todo el material artificial. Ha indicado que la mayoría de género les llega de Holanda y Ecuador, por lo que, señala, “no nos podemos arriesgar a que cierren aeropuertos y no tengamos el material para servir a nuestras clientas”.

De esta manera, están informando a toda su clientela de que este año no van a preparar conjuntos florales naturales y la mayoría está entendiendo la situación y optarán por artificial, de manera que puedan colocarlo en el cementerio días antes al del 1 de noviembre. En este sentido, Sebastiana Coloma subraya que “al ser mayoristas, no va a faltar género y serviremos a todas las personas que lo demanden”.

La gerente de Coloma Floristas lamenta también que “está siendo un año muy malo para nuestro sector, como otros muchos, puesto que empezamos con pérdidas en San José y a partir de ahí, Semana Santa, Día de la Madre, feria, bodas, comuniones…”. Sí se muestra esperanzada en que “todo esto pase y que se vuelva a la normalidad más pronto que tarde, de forma que se pueda recuperar, primero la salud y la tranquilidad de la gente y por supuesto, la economía”.

Por último, Ascensión Lozano  de Dahlia Floristas prevé que las ventas puedan bajar casi un 50%. Asegura que “los pedidos van más atrasados que años anteriores, puesto que con las restricciones la gente sale menos, además hay muchas personas que tiene miedo a un posible contagio, algunas que ni  siquiera van a ir y otras que están esperando a conocer los protocolos que se establezcan en el cementerio por parte del Ayuntamiento”. Dahlia Floristas también tiene clientela que va a optar por poner flor artificial con lo que “la puede colocar unos días antes y evitar las posibles aglomeraciones del 1 de noviembre”. En flores naturales lo que más se demanda para estas fechas son las rosas y los claveles.

Al igual que el resto de floristerías, esta situación de pandemia ha afectado mucho a Dahlia Floristas. Según apunta Ascensión Lozano “no se ha podido trabajar, por lo que no tienes ingresos, pero sigues teniendo gastos que debes asumir”. Asegura que después del Día de Todos los Santos, para ellos la campaña más fuerte se da en primavera y a principios de verano, con el Día de la Madre y las ofrendas, sobre todo, la del Cristo y “eso no se ha realizado, como tampoco se ha celebrado la Semana Santa, muchas bodas y comuniones e incluso el Día de San José, donde teníamos material que tuvimos que tirar, con las consiguientes pérdidas que suponen”.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *