Juan Francisco Martínez, presidente de la JCHSS: «La Semana Santa se puede vivir desde distintos aspectos sin olvidar nunca el religioso»

Estamos inmersos de lleno en la celebración de estas fiestas religiosas, ¿cómo las vive el máximo responsable de la JCHSS?

La Semana Santa es tiempo de acompañamiento a Jesús en su Pasión, Muerte y Resurrección. Las procesiones son manifestación de la religiosidad popular que complementa en las calles las celebraciones pascuales de los templos. A nivel personal intento vivirla en este sentido, hay que ser coherente con uno mismo, máxime siendo responsable de la JCHSS.

Son días de reencuentro, pero a usted, ¿le queda tiempo para compartir momentos con familia y amigos?

En estos días tiempo libre queda muy poco, puede decirse que vivo la Semana Santa con la túnica puesta. Participo en todas las procesiones y desfiles de mi Hermandad, Santa María Magdalena, además de presidir otras procesiones y por si fuera poco hay que preparar tronos, andas e imágenes. Pero tengo la suerte que tanto mi mujer, como mis hijos y ahora mis nietos también participan en todas las procesiones, su apoyo, trabajo y entusiasmo lo hacen todo más fácil.

Además los amigos más cercanos forman también parte de la Hermandad y todo el trabajo de estos días sirve para estrechar aún más los lazos de amistad.

La mayoría de hermandades y cofradías llevan a cabo numerosos actos previos, muchos de ellos, conmemorativos de aniversarios y otros de reconocimiento a hermanos, algo que demuestra que la Semana Santa en Jumilla va mucho más allá de la Semana de Pasión

Los numerosos actos que realizan nuestras cofradías y hermandades durante todo el año y especialmente durante la Cuaresma, demuestran que la Semana Santa jumillana está en permanente crecimiento. Siempre es motivo de alegría celebrar los eventos importantes de las hermandades y muy gratificante que cada vez más hermandades reconozcan públicamente el esfuerzo de esas personas, que trabajan en su cofradía de una forma más o menos visible, pero siempre necesaria.

Pero la Semana Santa de Jumilla también destaca por su aspecto cultural, patrimonial, turístico, promocional, económico y festivo… que no están reñidos con ese sentido religioso…

La Semana Santa se vive desde múltiples aspectos, religioso, cultural, familiar, social…, ninguno es incompatible con el otro, al contrario, creo que se complementan y son necesarios. Indudablemente si nos quedamos sin el principal, el religioso, no estamos aprovechando la ocasión que Dios nos ofrece para encontrarnos con Él.

Desde su inicio en la presidencia, ¿qué cree que ha cambiado en el seno del ente semanasantero y por tanto en la Semana Santa?

Sería presuntuoso considerar que desde mi presidencia ha cambiado algo en la Junta Central, pero sí puedo decir que mi intención es que todos entendamos que tanto la Junta Central como las hermandades somos Iglesia y nuestras manifestaciones públicas deben ser consecuentes con ello. Y también otro mensaje importante que procuro transmitir en el seno de la Junta Central es que la finalidad de la misma es la de trabajar para que la Semana Santa jumillana siga creciendo y para ello debe facilitar el trabajo de las hermandades y cofradías. Nuestra Semana Santa es un bien común que está por encima del interés particular de hermandades y personas.

¿Qué se puede mejorar?

Todo es susceptible de mejora, y la Junta Central trabaja en ese sentido, así la incorporación de nuevos actos en los últimos años (Representación del Auto Sacramental de Lucas Fernández, Procesión de las Promesas del Santo Rosario); profundizar en el arraigo de niños y jóvenes (Prendimiento Infantil, Traslado del Cristo de la Reja, Grupo de Jóvenes Cofrades…); poder disponer de un local para museo de Semana Santa; la organización y coordinación de los actos previos a la Semana Santa; la difusión de nuestra Semana Santa fuera de Jumilla; la ansiada declaración de Interés Turístico Internacional…

¿Para cuándo esa declaración de Interés Turístico Internacional?

Somos optimistas y consideramos que en breve puede ser realidad. Para todos los jumillanos es motivo de orgullo su Semana Santa y alcanzar la declaración de Interés Turístico Internacional será un sueño hecho realidad.

¿Qué mensaje lanzaría a jumillanos y visitantes para los días que restan de Semana Santa?

Al celebrar la Semana Santa, no sólo recordamos que Jesucristo murió por nosotros y para nuestra salvación, sino que lo hacemos presente en un espacio y un tiempo concreto. Ante tal representación es preciso ser actores y no espectadores, es decir entender y comprender lo que estamos celebrando.

Invito a todos a disfrutar de estos días sin perder el verdadero significado de la celebración. Sólo así habrá tenido sentido el trabajo, esfuerzo e ilusión que hemos realizado las hermandades y cofradías.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *