Juan Gil: “El comunicado representa a muy pocos hosteleros y es incierto”

Los afectados hicieron un escrito en el que afirman que se sienten “discriminados”

El concejal respondió punto por punto a todas las quejas del colectivo con respecto a la colocación de los toldos

El Ayuntamiento de Jumilla y los hosteleros vuelven a estar enzarzados en una nueva polémica y una vez más la culpable es la Ordenanza de ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas con fines lucrativos que se modificó en 2015 obligando a los técnicos municipales a emitir informe de la buena colocación de todos los elementos situados en la vía urbana por los establecimientos, para que estos puedan conseguir la licencia. En este último caso reza que los toldos fijados en las fachadas tengan una altura de 3,20 metros, lo cual obliga a cambiar todos los toldos de aquellos locales que no cumplan con esta altura.

Encontrarás la noticia completa en nuestra edición impresa de esta semana, ya en tu punto de venta habitual.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *