Jumilla se convierte, por una tarde, en un ’reino fantástico’

Con la Cabalgata Infantil más numerosa de la historia de la Federación

 

dragona

Más de una veintena de peñas sacan a la calle sus ‘mágicas’ carrozas con ‘fantásticos’ motivos

La celebración de la Cabalgata Infantil en Jumilla, inmersa en la Feria y Fiestas en honor a la Virgen de la Asunción, vivía la tarde del martes, una de las jornadas más multitudinarias, coloridas y felices de las que se esperan en toda la semana.

Niños y mayores en número indeterminado pero que se cuentan por cientos, desfilaban por el centro de la ciudad, junto a sus carrozas peñeras decoradas para la ocasión, con mágicos y fantásticos motivos infantiles, que convirtieron a la ciudad del vino por una tarde, en un “reino fantástico”.

Se trata de la cabalgata infantil más numerosa que se recuerda en la historia de la Federación de Peñas, adelantaba el presidente Francisco Javier Vázquez, que “colapsaba” el itinerario con los personajes de las películas de Mary Popins, Shrek, Snoopy y sus amigos, Madagascar, Harry Potter, la Patrulla Canina, todos los superhéroes de Marvel, los Cantabaila, El libro de la Selva y El viaje de Arlo, el Monstruo de las galletas, los Airgamboys de Playmobil, el Pájaro Loco o el original parque de Pirusas Park. La Casita de Chocolate, Ben y Holly, la socorrida Mickey Mousse o el Hotel Transilvania, el Espantapájaros Volador, los Pokémon, junto a los personajes de Looney Tunes.

Cada año las diferentes peñas se esfuerzan más en unos motivos muy trabajados y elaborados, que hacen las delicias de los peñeros más pequeños, como la peña El Albal con personajes calcados de Shrek, una fantástica dragona a la que acompañaba Asno; el Majuelico con los de Harry Potter, los Borrachos con una multitudinaria Patrulla Canina, la Unión de Campesinos y Ganaderos a ritmo de Cantabaila, o la peña el Salicornio con la Casa de Mickey Mousse. La calle se llenó también de Airgamboys con los Disertores del Arao, de Espantapájaros Voladores con la peña Amigos del Campo, con quienes desfilaron los chicos de Aspajunide, o hambrientos monstruos de las galletas de la peña el Zagalejo, además de refrescantes y coloridas frutas por doquier, de la peña La Alborga.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This