La concejal sí autorizó el desfile con batucada de la despedida de soltera

Tal y como ha podido comprobar esta redacción que ha tenido acceso a la autorización

mARINA

La edil aseguró, la pasada semana, que “los servicios los establecía el Oficial”

La pasada semana se informó en estas páginas sobre la cobertura, por parte de la Policía Local, del desfile de una despedida de soltera que iba acompañada por una batucada. Siete Días quiso conocer los criterios que existen a la hora de autorizar y dar cobertura a un evento privado para lo que se contactó con la concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico Marina García. Ésta declaró que “los servicios los establece el técnico, es decir, el Oficial Jefe de la Policía Local”, y no hizo referencia a la autorización del desfile en cuestión, que por cierto, sí había sido pedida por parte de la organización de la despedida de soltera.

Pues bien, esta redacción ha tenido acceso al documento en el que se autoriza este desfile y que viene firmado por Marina García Martínez, concejal de Seguridad Ciudadana, Policía Local y Tráfico y Actividades Económicas.

En esta autorización se puede leer “…Le comunica en relación a su escrito de fecha …registro de entrada…, por el que se solicita autorización para, con motivo de una despedida de soltera, poder recorrer la vía pública, desde Restaurante… a Cafetería…, con una batucada, el próximo 20 de septiembre a las 17:00 horas. Que se AUTORIZA la actividad, pero durante el recorrido no podrán en ningún caso, entorpecer o cortar el tráfico rodado y velar por la seguridad de los participantes en la actividad”.

De esta forma, se confirma que efectivamente sí existía autorización expresa para este acto y no que fue un criterio del oficial, sino que este cuerpo dio cobertura al acto que ya tenía el visto bueno de la concejal.

No se cuestiona el evento, sino cuáles son los criterios

Con esta información, Siete Días no cuestiona la celebración del acto, ni que fueran o no acompañados de grupos de música, a lo que se une que además, la organización procedió como debía y era solicitando el permiso correspondiente, lo que se pone en tela de juicio son los criterios que establece la concejal para autorizar este tipo de eventos que son absolutamente privados. Con esta autorización se sientan precedentes para hechos similares.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en