La joven investigadora Cristina García Arenas representa a España en un congreso en Moscú

Seleccionada por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

M.C. Cañete Vera

Cristina García Arenas, alumna del IES Infanta Elena hasta junio de 2018 ha representado a España en un Concurso de Jóvenes Investigadores en Moscú. La joven fue seleccionada por la Subdirección General del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades para formar parte de la delegación española para asistir al Concurso Internacional Step Into the Future 2020. El certamen tenía previsto celebrarse entre el 22 y el 28 de marzo en Moscú (Rusia) en la GUIMC Bauman University, pero, motivado por los efectos de la pandemia, se celebró definitivamente online los pasados días 22 y 23 de octubre.

Un trabajo ya premiado

En su exposición, Cristina García defendió la investigación “Tras la etiqueta” (Behind the Label) realizada en el marco del bachillerato de investigación del citado centro. Su participación en el certamen consistió en la exposición oral en inglés del proyecto dentro del área de conocimiento de Ciencias Sociales, optando a uno de los premios de este concurso. Por esta exposición, recibió la felicitación de la consejera de Educación Esperanza Moreno, así como de distintos docentes, entre ellos, Pedro Martínez, coordinador del Bachillerato de Investigación y profesor suyo que muestra su “orgullo por el trabajo y por el tutor del mismo Antonio Lozano”.

Añade “el IES Infanta Elena y sus alumnos cuentan con reconocimiento internacional, aunque ya se sabe, que nadie es profeta en su tierra”. Con este estudio, Cristina García ya fue galardonada con el primer puesto en un Certamen de Málaga, así como en otro del Mediterráneo y representando en este último caso a Valencia y Murcia para el certamen nacional en Oviedo.

La investigación

“Tras la etiqueta” estudia el fenómeno de la confección, distribución y venta de ropa por grandes cadenas que fabrican en países con bajos costes laborales. Por un lado, investiga en los códigos de conducta que estas empresas se autoimponen y en el grado de cumplimiento de los mismos, mirando con cuidado si los escándalos que han surgido sobre vulneración de los derechos humanos tienen o no fundamento.

Por otro lado, realiza una encuesta a los consumidores y mide su grado de conocimiento en esta realidad, así como su intención de comprar o no a pesar del conocimiento de estos hechos. El hecho de que la mayoría de la mano de obra en esos países de origen del producto sea femenina no fue obviado en el trabajo.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *