La petanca reclama y exige su parcela

Lo mejor de este deporte a nivel nacional estuvo en Jumilla

Antonio Martínez Farina, seleccionador sub 23, y Alberto Platas, tres veces campeón de España, fueron algunos de los protagonistas

Una amplia e ilustre representación del deporte de la petanca a nivel nacional se ha dado cita en Jumilla con motivo de la Jornada Promocional de Petanca. Jugadores de antes y de ahora, entrenadores, seleccionadores y representantes de este deporte que, aunque no son profesionales ya que no viven de esto (complicado hacerlo, de hecho), están en el más alto nivel y muy bien considerados en España.

La petanca tiene una importante lucha por delante. Una cruzada, dada la dificultad de la empresa, por dar un paso adelante y conseguir la consideración de la sociedad que sin duda merecen. Un respeto del que sí gozan en países como Francia, Tailandia, Camboya o Madagascar, donde la petanca es una institución, con los que España trata de equipararse. Para eso trabajan y para eso han acudido hasta la ‘ciudad del vino’. Una localidad en la que, como en muchas otras, este deporte está sufriendo por recuperar el terreno perdido. Para ello se hace imprescindible lograr un punto de encuentro que haga más sencillo el cambio generacional. Un problema que está focalizado en las pequeñas poblaciones, y que sí han logrado solucionar en las grandes ciudades, donde los jóvenes practican la deporte con total normalidad, gozando de los éxitos y sin sufrir el estigma, ya manido, de que “la petanca es un deporte de viejos”.

En esa línea se manifestó el seleccionador español sub 23 y juvenil, Antonio Martínez ‘Farina’: “Llevo veintitantos años trabajando con niños y gente joven. Tenemos todavía mucho trabajo por delante, pero sí es cierto que la juventud, si tiene referencias y se les guía bien, se siente muy atraída por este deporte”, reconoce. Su objetivo es darle la máxima profesionalización posible a estos jóvenes y dotarlos de las herramientas necesarias para competir a nivel internacional. Unos privilegios de los que sí se puede disfrutar hoy en día, por lo que el avance, aunque lento, es palpable. De hecho el equipo sub 23 estará pronto en Francia, mientras que los juveniles estarán en Camboya en noviembre, para disputar sendos Campeonatos del Mundo de las respectivas categorías.

El presente es ilusionante, pero los comienzos fueron más complicados. Sin clubes ni federaciones de por medio, los veteranos de hoy en día fraguaron su pasión en las pistas de los barrios. Es el caso de José Hoyo, conocido en el mundo de la petanca como Gurruchaga. “Al principio veía este deporte como una cosa muy simple, tirar bolas al suelo y tal… pero empiezas a aprender los secretos de la petanca y te aficionas”. Empezó con 16 años, pero tardó poco en poder entrar en un club. Es ese tipo de incentivos que ‘te enganchan’ y motivan para dar un paso más. “A partir de ahí empecé a competir, a mejorar, y tuve la oportunidad de estar en tres mundiales”, asegura.

El que sí está disfrutando actualmente de la competición al más alto nivel es Alberto Platas, jugador murciano que ostenta en su palmarés tres Campeonatos de España. Sin embargo y a pesar de ser un petanquero top nacional, reconoce que no se puede vivir de la petanca. “ Ahora cuando hay campeonatos te pueden ver por la tele, algo que no ocurría antes. Esto nos da visibilidad, pero necesitamos mayor apoyo de instituciones y medios de comunicación”, recalca.

Esta jornada promocional ha sido promovida por la Asociación Amigos de la Petanca de Jumilla, con Jesús Sánchez a la cabeza, y en ella se han dado cita, al margen de los nombres ya mencionados, otras figuras como David Marco (representante en España de Boulenciel), o jugadores como Víctor García o Misty Gómez.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *