La revisión auditiva

antonio-navarroAntonio Navarro. Especialista en audífonos.

Centro Auditivo Audiovox

Si usted oye bien pero comenta que  tiene dificultad para entender lo que le dicen los demás, es posible que no se vea como una persona que tiene pérdida auditiva. Suele ser difícil saber por uno mismo si se está perdiendo audición, porque nos vamos adaptando de forma inconsciente a la disminución progresiva de la audición.

Debería hacerse una revisión auditiva donde se podrá detectar la existencia de pérdida auditiva y el tipo de pérdida que es evaluando si es aconsejable el uso de audífonos o bien seguir otros tratamientos.

Las  pruebas auditivas deben ser realizadas siempre por profesionales titulados.

¿En qué consiste la revisión auditiva?

Se comprobará como está el oído, el nivel auditivo, la capacidad de entendimiento. Para ello disponemos de diferentes equipos para ver si hay pérdida auditiva y cuál es la causa más probable de la misma.

sin-titulo-1

Los equipos que se utilizan para realizar dichas pruebas son:

-Otoscopio o cámara otoscópica: Con ellos podremos ver el conducto y el estado del tímpano, comprobando la presencia de cera o si hay una alteración o bien si el tímpano está intacto.

-Audiómetro: Con este equipo debemos hacer tres pruebas muy importantes para determinar la pérdida auditiva y para ver si un audífono nos iría bien:

-Audiometría por vía aérea: que consiste en oír unos sonidos a diferentes volúmenes y nos sirve para saber a qué nivel mínimo oímos. Nos indica el estado del oído medio.

-Audiometría por vía ósea: al igual que por vía aérea, pero nos indica el estado del oído interno.

-Logoaudiometría: Nos indica la capacidad de entender las palabras. Esta prueba es muy importante a la hora de poner un audífono.

– Impedanciometría y timpanometría: Nos miden el estado del tímpano y de la cadena de huesecillos que hay detrás del mismo, así como la Trompa de Eustaquio (cavidad que hay detrás del tímpano).

-Acumetría: Se realiza con unos aparatos que se llaman diapasones. Nos va a informar si se trata de una pérdida auditiva debida a la transmisión del sonido o si es por una alteración del nervio auditivo (neurosensorial).  Se realizan, sobretodo, el test de RINNE y el test de Weber.

Acuda siempre a un Centro Auditivo Especializado donde será atendido por profesionales cualificados.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This