La tradición del esparto seguirá viva en Jumilla con artesanos como Jesús Ortega

“Nunca he sido de manos artesanales, sino más bien siempre me he tirado al deporte, al senderismo o a la poesía”

El joven jumillano Jesús Ortega María es espartero local y profesor desde hace 6 años, de los que tres de ellos ha estado en distintas localidades de Castilla-La Mancha y estos dos últimos cursos escolares en un instituto de San Pedro del Pinatar. Gracias a la labor de este artesano, la tradición del esparto va a seguir perdurando en Jumilla, al menos esa es su intención. Jesús suele ir en muchas ocasiones a realizar sus piezas de esparto al campo o al jardín botánico de la Estacada y este verano tiene interés en aprender el punto de colmena, ya que cuenta con aprendizaje en diferentes técnicas: el punto de cordelillo, punto de guita, punto de peine, punto de recincho, punto de pleita, punto cofín, punto filete o punto recinchillo, entre muchas otras.
Si miramos años atrás, Jesús hablaría de sí mismo como una persona que nunca ha tenido manos para la artesanía, sino más bien ocupaba su tiempo en su oficio, en el deporte, el senderismo y en escribir poesía, ya que esto último afirma que le viene de familia.


Hace aproximadamente tres años cruzaría su camino con el de su amiga y compañera espartera Lali, quien le enseñaría todos los métodos que actualmente conoce. Asegura que a pesar de la enseñanza que ésta le proporcionaba, fuera de eso no practicaba apenas para afianzar las técnicas.
Jesús en su visita a Siete Días Jumilla afirmó que: “No le encontraba ‘la cosa’ a la artesanía del esparto hasta que llegó el día que me salió bien una pieza y me sorprendió, y así hasta que ves que te van saliendo todas las piezas que vas haciendo y que tus manos se amoldan al tejido”.
Su gran confianza con el esparto y sus técnicas le llevaron a conocer otra parte que ha ido desarrollando con el tiempo y que muchas veces traslada a sus piezas: el diseño gráfico. Jesús utiliza su manejo del diseño para elaborar piezas a mano o bien a ordenador y trasladarla en forma de obra de arte al esparto.
El joven espartero ha tenido la iniciativa de llevar a cabo en la localidad unos talleres de esparto gratuitos dirigidos a todo tipo de público que tenga interés en ello, tanto de iniciación como personas que quieran aportar su formación, experiencia o trabajo.
El curso se realizará los sábados por la mañana y contará con 1 o 2 sesiones mensuales hasta completar las 10 necesarias.

Share This Post On