Las fuertes lluvias y los vientos dejan en Jumilla una veintena de incidencias

Jumilla está viviendo este año la peor Semana Santa de su historia, ya que nadie recuerda, ni siquiera los semanasanteros más veteranos, que en una misma edición se llegaran a suspender hasta seis procesiones, y precisamente en los días grandes de estas fiestas que los jumillanos esperan con gran ilusión. Pues bien, este año, la dichosa bolsa d aire frío lo ha truncado todo y además de las lluvias, durante la noche que va del Viernes Santo al Sábado de Gloria, se han unido también fuertes rachas de viento que han dejado alrededor de una veintena de actuaciones donde han actuado la Policía Local en coordinación con los Bomberos.

Según fuentes policiales, entre las más destacadas ha estado la caída de un árbol en la Estacada, que ha impactado sobre una casa, dejando algunos daños materiales principalmente en una de las ventanas. Igualmente, los servicios de emergencias han actuado también en otras caídas de árboles como los que se han producido en la pedanía de la Fuente del Pino que caía sobre una furgoneta que se encontraba aparcada. También otro ejemplar se ha visto afectado en la zona alta de Jumilla, concretamente en el Barranco de la Cucharona. Además, un pino centenario, de algo más de 20 metros, se ha inclinado debido a la blandura del terreno por las persistentes lluvias y a las rachas de viento en el Jardín del Caracol. Finalmente no ha llegado a caer al suelo y han sido los Bomberos junto al personal de Servicios del Ayuntamiento de Jumilla, los que han procedido a cortar la parte de arriba para evitar males mayores. Cabe recordar que hace aproximadamente un año, otro pino de grande dimensiones en este mismo lugar, también caía al suelo coincidiendo con otro episodio de fuertes vientos, en aquel momento ocasionando daños materiales en varios vehículos aparcados.

Otro de los incidentes destacados ha sido en la zona del Cuarto Distrito 180, donde se han venido abajo unos 30 metros de muro. Igualmente, también se han registrado varias caídas de cascotes de cornisas o fachadas de menor importancia. A pesar en algunos casos de lo aparatoso de los accidentes, no se han tenido que lamentar daños personales, tan solo algunos materiales.

Según los datos actuales, hasta el momento, la media de lluvia registrada en el término municipal de Jumilla oscila entre los 80 y 100 litros por metros cuadrado, mientras que las rachas de viento han estado entre los 70 y 90 kilómetros por hora.

LA PEOR SEMANA SANTA DE LA HISTORIA DE JUMILLA

Para Juan Francisco Martínez, presidente de la Junta Central de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Jumilla, esta ha sido “la peor de la historia, ya que nunca antes se habían tenido que suspender tantas procesiones”. Además puntualizaba que “aquí pueden ser más normales la aparición de alguna que otra tormenta rápida y pasajera o lloviznas, pero lo de este año ha sido la primera vez que lo sufrimos tan fuerte”.

Todo comenzó en la mañana de Jueves Santo, ya que cuando se estaba celebrando con tradicional concierto en la calle, en la plaza de la Glorieta, en director de la Asociación Musical Julián Santos, decidió terminar la actuación antes de finalizar con el total del programa preparado. A partir de ahí comenzó una fina lluvia que obligó a suspender el desfile de las Manolas por la tarde en su visita a los monumentos expuestos en las distintas iglesias. Ya por la noche, en una reunión con los presidentes de los pasos que iban a participar en la Procesión de la Amargura, decidieron igualmente no sacar el cortejo a la calle, a pesar de que iba a ser retransmitida por la televisión autonómica que finalmente no se pudo realizar, amparados sobre todo por las malas previsiones que ofreció en ese momento la aemet. De la misma manera, las dos procesiones del Viernes Santo, la del Calvario por la mañana y la del Entierro por la noche, fueron también suspendidas, ya que durante todo el día estuvo lloviendo prácticamente sin tregua. No obstante, las sedes de las hermandades permanecieron abiertas para que tanto los hermanos como todos aquellos que quisieran, pudieran contemplar las imágenes entronizadas. Para el sábado, igualmente, el acto del traslado del yacente a la Parroquia Mayor de Santiago también se suspendió así como la procesión de la Redención por la tarde.

Para mañana Domingo de Resurrección, a primera hora de la mañana está prevista una reunión con todos los presidentes y representantes de las hermandades que toman parte en la procesión del Resucitado, que tendrán que decidir qué hacen una vez que analicen los datos meteorológicos de los que dispongan.

La Semana Santa en muchos lugares de España, y también en Jumilla, ha tenido dos caras claramente diferenciadas. Por un lado, una primera parte totalmente soleada y con una altísima participación debido precisamente al buen tiempo, y por otra, a partir de Jueves Santo, una Semana Santa inusual donde todas las hermandades y cofradías jumillanas se han quedado con las ganas de disfrutar de unos días que se perseguían únicos por lo bueno y han sido únicos pero por lo malo.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *