Las goteras en los pabellones obligan a suspender partidos, y generan un cruce de acusaciones entre Juan Manuel García y Aitor Jiménez

Las consecuencias de las lluvias caídas el domingo se dejaron ver en La Hoya, pero también en los distintos pabellones de la localidad. En el del Colegio Miguel Hernández no se pudieron disputar los partidos previstos de la Escuela Municipal de Balonmano debido a las goteras, y el mismo problema presentó el Pabellón Municipal Carlos García, donde tampoco se celebró el encuentro entre Jumilla FS y Navalmoral, previsto para las 12.30 horas.

“Una faena”, reconoció Francisco Javier Franco, pensando sobre todo en el conjunto cacereño, que después de pegarse una auténtica paliza de viaje no pudieron disputar el partido. “Además se ha dado la casualidad de que todo esto ha coincidido con el desplazamiento más largo que tiene el Navalmoral este año”, explicaba el técnico blanquiazul.

Como no podía ser de otra forma, el entrenador visitante, Natanael Sánchez, dio cuenta del perjuicio que supone para su equipo la suspensión del partido. “Hemos salido a la 1 de la madrugada de Cáceres para llegar a las 9.30 horas, y cuando entrábamos por la puerta ya nos ha dicho el conserje que iba a ser complicado que se jugara”, recalcaba el técnico del Navalmoral, que continuaba, “para el equipo rival también es un perjucio muy grande, pero imagínate para nosotros, que hemos pasado toda la noche en el autobús para recorrer 700 kilómetros, y que ahora tenemos que volver a casa. Nunca nos había pasado y es un poco triste, ya que tenemos que sufrir el infortunio de una mala instalación”, sentenciaba.

 

QUINCE DÍAS PARA PONERSE DE ACUERDO

Ambos equipos tienen ahora quince días para decidir cuándo se disputará el partido suspendido. En caso de que no lleguen a un acuerdo será la Federación de Fútbol la que dictaminará la fecha del mismo.

 

JUAN MANUEL GARCÍA, CONCEJAL DE DEPORTES

El lunes el concejal de Deportes, Juan Manuel García, ofreció una rueda de prensa para explicar lo ocurrido. Respecto al pabellón del CEIP Miguel Hernández, aseguró que “durante la Semana Santa de 2017, dos operarios de mantenimiento estuvieron haciendo trabajos de saneamiento en la cubierta. Se limpió la techumbre, se arreglaron las canaletas y las goteras que había en ese momento. Algo que no se había hecho nunca desde su apertura”.

En cuanto al Pabellón Municipal Carlos García, indicó que “en las lluvias de diciembre se detectaron goteras, y hace quince días se repararon. La gotera del domingo es nueva, y es algo que no se puede controlar”.

En alusión al partido suspendido entre el Jumilla FS y el Navalmoral, recalcó que sí “se ofrecieron alternativas para disputar el duelo. Se hicieron gestiones, llamando a varios pabellones de la Región, pero casi todos tenían goteras. Incluso el Chumilla, de Yecla. Se encontró una alternativa en Roldán, pero el partido debía disputarse por la tarde y el equipo contrario no lo aceptó”. Por último, culpabilizó en parte a la anterior legislatura del Partido Popular, “cuya inversión en deporte y en mantenimiento de instalaciones deportivas fue nulo durante cuatro años.”

 

AITOR JIMÉNEZ, CONCEJAL DEL PARTIDO POPULAR

Al día siguiente, el martes, fue Aitor Jiménez, concejal del Partido Popular, el que salió al paso para dar su versión de los hechos. “Hemos vivido en las tres instalaciones deportivas cubiertas una situación de inundaciones por goteras, algo que  pone de manifiesto el mal estado en el que se encuentran”.

También recalcó la negativa socialista en la moción que asegura que su partido presentó en 2016, respecto a un plan de acondicionamiento y mejora de instalaciones deportivas.

Del mismo modo, Aitor Jiménez hizo alusión a lo que, según él, ha sido la pérdida de 50.000 euros durante los dos últimos años por parte de las Concejalías de Deportes y Educación. “Ese dinero hubiera venido muy bien para arreglar esas goteras y esos desperfectos”, indicó.

Respecto a la acusación de Juan Manuel García, que recalcó la ausencia de inversión en deporte en la legislatura de Enrique Jiménez. “Una instalación deportiva no se destruye en uno, dos, o tres años. Yo no formaba parte de aquel equipo de Gobierno, y no puedo saber al 100% cuáles fueron las actuaciones en instalaciones deportivas, que las hubo, ya que en la Piscina Climatizada se invirtieron más de 70.000 euros en una deshumificadora”.

 

 

 

 

 

 

 

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This