Los estatutos “cerrados” por el obispo para la Semana Santa no convencen

La normativa de la JCHSS ha quedado modificada por decisión del Obispado de la Diócesis de Cartagena

El organismo está en pleno proceso electoral para renovar los cargos directivos

No ha caído muy bien la modificación de parte de los estatutos que rigen el funcionamiento de la Junta Central de Hermandades de Semana Santa, teniendo en cuenta que no han podido ser estudiados ni debatidos en el seno de cada una de las hermandades y cofradías que la componen, y por tanto no se han podido aportar sugerencias.

La nueva normativa vino a presentarla en una reunión extraordinaria, Diego Cascales Cobacho, canciller secretario general del Obispado que estuvo acompañado por el consiliario de la Junta Central, el párroco Jorge Oliva.

MODIFICACIONES

En esas modificaciones lo que más ha chocado entre la mayoría es que ahora la junta directiva de la Semana Santa, está compuesta por los 20 presidentes de las hermandades y/o cofradías, y de entre ellos, en votación secreta, saldrá elegido presidente el que más votos obtenga, seguido del vicepresidente, que será el que quede en segundo lugar en número de votos.

De esta manera, será el presidente quien elija de manera discrecional los otros dos cargos que quedarían pendientes, es decir, el de secretario y el de tesorero, que será quién él designe de entre cualquier miembro nazareno de cualquier hermandad.

Para el presidente actual de la Junta, Eduardo Spiteri, “el funcionamiento de esta manera va a ser difícil y el presidente que salga se tendrá que armar de paciencia y de mucha suerte”. “No la vemos viable” -señala Spiteri-, quién en tres ocasiones ha bajado al obispado a hablar con el secretario general del obispado, acompañado de otros miembros de la junta directiva actual.

NUEVA DENOMINACIÓN

Otro de los cambios es la denominación del colectivo que ahora pasa a llamarse Confederación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa.

La nueva andadura que comienza ahora este colectivo viene por decisión del obispo en un proceso de renovación que comenzó hace año y medio y que ha dado como resultado unos nuevos estatutos que introducen reformas y modificaciones de manera cerrada que no han sido muy bien acogidas en el seno de muchas hermandades y cofradías de Jumilla.

LA JUNTA DIRECTIVA SON LOS 20 MIEMBROS DE LA PERMANENTE.

A estos veinte componentes de la junta directiva, además habrá que sumarles dos más, el secretario y el tesorero, que serán elegidos de manera discrecional por el presidente que salga elegido, de entre nazarenos o hermanos en general.

Otro de los cambios que apuntaba el todavía presidente de la Junta Central, es que el representante del ayuntamiento podrá estar presente de manera testimonial, pero no tendrá voto para ninguna de las decisiones que tenga que tomar la directiva.

Son cambios sustanciales que tendrá que afrontar la Confederación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa en Jumilla, y que se han presentado de manera tajante por parte del representante del obispado. “Esto es lo que hay, y esto es lo que se está haciendo en todas las asociaciones de ámbito religioso”.

El próximo 1 de julio, habrá nuevo presidente en el colectivo semanasantero. Siete Días Jumilla permanecerá muy atento a este proceso en el que se encuentra inmerso un organismo tan importante para Jumilla como es la Junta Central de Hermandades de Semana Santa.

Author: Siete Días

Share This Post On
Share This