“Los transportistas parados lo van a pasar muy mal, porque siguen teniendo gastos”

Así ve el futuro más inmediato del sector el presidente de COTRAJU, José Antonio Olivares. En este momento solo mantienen su actividad el transporte alimentario.

“El futuro, lo veo feo”, así de rotundo se muestra José Antonio Olivares, presidente de COTRAJU, la Cooperativa de Transportistas de Jumilla, con quien Siete Días ha mantenido una conversación para conocer la situación del sector en esta crisis sanitaria y también en el futuro más inmediato.
De esta manera, Olivares ha contado que en estos momentos están trabajando en torno a un 60% de los socios (cerca de 150) y el 40% restante están parados. Mantiene su actividad el transporte alimentario, cisternas para abastecimiento de las fábricas de zumos y vinos para poder continuar con la cadena, pero el resto de vehículos, como portacoches y otros que se dedican a la construcción, no tienen actividad.


Los camiones que siguen trabajando realizan tanto transportes nacionales como internacionales y todos, según ha explicado el presidente de COTRAJU, sufren muchos controles, en las carreteras y en la entrada a los polígonos y las fábricas. Olivares cuenta que “les toman la temperatura y por supuesto todos los conductores van con mascarillas, guantes y todas las medidas de seguridad que se exigen. Además hasta que no sale un camión, no entra otro y todas las personas están muy concienciadas, respetando las distancias sociales”. Igualmente en las carreteras también hay controles por parte de los distintos cuerpos de seguridad.
Todo esto, según afirma José Antonio Olivares “atrasa mucho, porque lo que antes tardábamos una hora en las descargas, ahora tardamos dos”. Lo único, añade el presidente de COTRAJU, que “ha salido una normativa especial que nos permite incumplir un poco los tiempos de trabajo, con el fin de llegar a los destinos y entrar y salir con más rapidez”.

COMPLICADO PARA COMER O HACER LAS NECESIDADES

Lo que también asegura que es muy complicado es a la hora de comer o de hacer las necesidades puesto que indica que “aunque el Gobierno ha permitido abrir algunas áreas de servicio y establecimientos de carretera, muchos siguen cerrados y no se encuentran en todos los puntos. Los compañeros nos vamos informando unos a otros y donde ofrecen este servicio, te dan un menú, pero te lo sacan en una bandeja a la puerta, y te lo tienes que comer en el camión”.
A todo esto se une, cuando los transportistas que están trabajando llegan a casa, donde deben extremar las medidas de seguridad y limpieza para evitar un posible contagio a sus familias. “Nos tenemos que desinfectar bien, incluso cambiarte de ropa antes de entrar en la vivienda”, afirma Olivares.

“No trabajan, pero tienen que pagar la letra del camión y los seguros”

El presidente de COTRAJU cuenta que “existe mucha preocupación en el sector, ya que muchos compañeros se están yendo al paro, pero los gastos continúan. Deben seguir pagando la letra del camión, el seguro de autónomos, los seguros sociales… y si no tienen ingresos, algunos se verán obligados a cerrar. El futuro lo veo feo”. En cuanto a las medidas que se anuncian por parte del Gobierno, Olivares afirma que “quedan muy bien diciéndolo en la televisión para conformarnos, pero la realidad es otra”. Termina lanzando un mensaje para todos sus compañeros: “Ahora debemos arrimar todos el hombre para intentar salir adelante. Mucho ánimo a todos y paciencia”.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *