Sobre el mantenimiento de los audífonos

Antonio Navarro. Especialista en audífonos.

Centro Auditivo Audiovox

  1. La cera y sus efectos en los audífonos: La cera en el oído se produce de forma natural en el orificio de la oreja, actuando como protector ante cuerpos extraños (polvo, insectos, agua), impidiendo el paso de éstos hacia el tímpano. A veces podemos producir grandes cantidades de cera, formándose tapones en los oídos, los cuales causan sensación de oído tapado y disminución de la audición. Además de afectar a nuestro órgano auditivo, la cera puede intervenir negativamente en el correcto funcionamiento de los audífonos ya que el exceso de ésta y la inadecuada limpieza de los audífonos, causan fallos en su funcionamiento tales como: distorsión del sonido, pitidos y/o daño total de los mismos.
  2. Limpieza adecuada del oído: Normalmente, el canal del oído se limpia por sí mismo y no necesita limpiarse con ningún dispositivo o aplicador de algodón. La limpieza inadecuada del oído puede causar problemas empujando la cera más adentro en el canal del oído. Por esta razón se recomienda limpiar sólo la parte externa del oído (oreja y entrada del conducto) utilizando una toalla o paño húmedo.

En caso de que presente tapón de cerumen, se recomienda consultar al médico o con su profesional de la salud auditiva, quien le recomendará uno o varios de los siguientes pasos:

  1. a) Una irrigación del conducto auditivo para quitar la cera (lavado de oídos).
  2. b) Aspiración del conducto auditivo para sacar la cera (sin usar líquidos)
  3. c) Gotas para los oídos o aceite mineral para ablandar la cera.
  4. Limpieza adecuada de los audífonos: Debe realizarse a diario (todas las noches), de modo que impidamos que la acumulación de cera, logre el taponamiento de éstos y limite su correcto funcionamiento. Para ello tenga en cuenta los siguientes pasos.
  5. a) Con el audífono sin pila aplique un spray de limpieza de audífonos. Frote con un pañuelo toda la parte externa del audífono y evite que la ventilación, y la entrada del auricular del audífono, estén libres de acumulación de cera.
  6. b) Finalmente guarde su audífono dentro del deshumidificador, con el portapilas abierto y el recipiente cerrado, permitiendo la absorción de la humedad que pueda presentar su audífono.

La vida de sus audífonos dependerá del buen cuidado que tenga usted con ellos. Acuda siempre a un Centro Auditivo especializado y legalizado donde será atendido por especialistas en su audición.

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *