Miguel Angel Lozano o el arte de pintar cuadros con vino de uva monastrell

Expone por primera vez de manera profesional su obra en la galería murciana Espacio Pático hasta el próximo 13 de noviembre

Miguel_Angel_Lozano

Miguel Ángel Lozano Jiménez es un joven artista jumillano, pintor, cuya afición por el mundo de la pintura comenzó según cuenta él mismo, con once años en la Universidad Popular de la mano de Paz Miñano. Poco después comenzó su formación en el IES de Floridablanca y de allí pasó a la Facultad de Bellas Artes donde hasta ahora prosigue su formación.

El joven se dio a conocer en una exposición realizada en Vinotería Los Chilines.  Además ha participado en otros proyectos solidarios más, elaborando las etiquetas para dos botellas de vino, cuya recaudación íntegra por su venta fue destinada a Aspajunide. El último proyecto de mayor repercusión y que ha traspasado fronteras, ha sido la etiqueta que diseñó y pintó para el vino solidario Israel, cuyo boceto fue subastado y quedó en propiedad de la familia Gil Vera, que ofreció por él 2.250 euros.

Sobre la estrecha relación que el autor tiene con el vino, el propio Miguel Ángel Lozano ha manifestado, que ha crecido en una tierra rodeada de viñedos y  lo ha tenido siempre presente, porque desde pequeño siempre recuerda ver una botella de vino sobre la mesa, formando parte de la rutina de sus mayores, de sus abuelos, o siendo objeto principal de cualquier celebración.

VINUM MONASTRELL

El Espacio Pático de Murcia, huele estos días a vino, a vino de  la variedad Monastrell, de la autóctona de Jumilla, de la nuestra, porque allí, en ese espacio cultural, que según  Miguel Ángel Lozano Jiménez está dando una oportunidad a los artistas noveles, se exponen obras que representan a cinco personajes actuales, que a su vez representan a las distintas secciones del vino y que desempeñan una función determinada, como enólogos, bodegueros, campesinos y los propios consumidores de vino. Las obras están realizadas con la técnica del vino de la variedad Monastrell, y la exposición la componen fotografías antiguas serigrafiadas con vino y  un boceto, y en todo ello, el artista ha querido dar importancia a las distintas personas que forman parte del mundo del vino.

El proyecto Vinum Monastrell surge precisamente sobre la idea de investigar materiales nuevos, según señalaba el propio artista,  pero que pudiese vincular a su profesión, a su tierra y a su producto estrella, el vino, es decir, explotar un recurso que es nuestro,  autóctono. El vino, manifiesta el pintor, es un elemento capaz de sustituir a cualquier material pictórico tradicional.

Es la primera exposición profesional de Miguel Ángel Lozano que espera del futuro estabilidad y ser feliz.

Espacio Pático acoge la exposición hasta el 13 de noviembre en la calle San Lorenzo nº 5 de Murcia.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This