Representantes de doce poblaciones asistieron a la Ofrenda de Uvas

Murcia, Valencia, Castilla La Mancha y Calanda

brindis

Antes del acto, tuvo lugar una recepción, un desfile y una ofrenda solidaria para Caritas

Por primera vez, representantes de doce poblaciones murcianas, castellano manchegas, valencianas y hasta de Calanda, asistieron, como invitados, a la Ofrenda de uvas y primer mosto al Niñico que tuvo lugar el pasado miércoles en el jardín de la Glorieta. En este acto, uno de los más representativos de la Fiesta de la Vendimia, participaron un total de 24 peñas integradas por decenas de peñeros y peñeras cada una de ellas.

Antes de la ofrenda, la tarde comenzó con la recepción en el Ayuntamiento de estas delegaciones, la mayor parte de las cuales, iban ataviadas con el traje típico de su localidad. En concreto tomaron parte representantes de las fiestas y ciudades de Murcia, San Juan, Denia, Alzira, Elda, Pinoso, Yecla, San Vicente de Raspeig, Calanda y Montealegre del Castillo, entre otras. La alcaldesa de Jumilla Juana Guardiola, junto con otras autoridades locales y el presidente de la Federación Francisco  Javier Vázquez dieron la bienvenida a los visitantes y les invitaron a que vuelvan a Jumilla en otra ocasión “para conocer las múltiples riquezas que tiene la ciudad”, según aseguró la máxima autoridad local.

La jornada continúo con la ofrenda solidaria donde se recogieron alimentos y productos en favor de Cáritas y el desfile de las peñas y delegaciones por las calles de Jumilla. Ya en el escenario, se desarrolló la tradicional puesta en escena de la elaboración del primer mosto.

Comenzaron depositando sus uvas en el lagar las autoridades, cargos y representantes de colectivos y delegaciones, para continuar haciendo lo propio, todos los peñeros y peñeras, entre los que se encontraban muchos niños y niñas, alguno de ellos con tan solo meses.

Posteriormente esta uva, recolectada en la Solana del Carche, por gentileza de Casa de la Ermita, fue pisada, se procedió al desraspado y tras pasar por la presa se obtuvo el primer mosto de la cosecha. Los pisaores de honor de este año fueron los deportistas Caridad Hernández y Juan González, así como Juan Mateo del Club de Atletismo. Todos los atletas agradecieron su elección como pisaores, así como el hecho de que se hubiera relacionado este tradicional acto con el deporte.

Ese primer mosto fue bendecido por el padre franciscano del convento de Santa Ana quien también recibió un cuadro conmemorativo del premio  Colaboración No Peñera, otorgado a los franciscanos este año por la Federación de Peñas de la Fiesta de la Vendimia, como custodios de la imagen del Niñico de las Uvas que se encuentra todo el año en el convento.

Con este primer mosto se brindó por parte de las autoridades civiles y religiosas, así como representantes de colectivos, organismos y los pueblos invitados.

Este mosto también se ofreció al público, a cambio de un donativo que fue destinado a Caritas Jumilla.

En el acto intervino el grupo de Coros y Danzas Francisco Salzillo, que interpretaron varios bailes y cantos típicos y además, la enóloga jumillana Elisa Martínez recitó unos poemas en torno a la uva y al vino.

 

Todas las imágenes en la próxima edición impresa de Siete Días Jumilla

Autor: Siete Días

Comparte esta publicación en

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *