Salvo el Príncipe Felipe, el resto de centros educativos precisan de mejoras urgentes

La alcaldesa reclama a la Consejería de Educación distintas inversiones para estas instalaciones educativas

Gustavo López

Cada vez que arranca un curso escolar, el Ayuntamiento de Jumilla da cuenta de los trabajos de mantenimiento que, principalmente en verano, llevan a cabo en los distintos centros educativos. Sin embargo, la mayoría de ellos, siguen teniendo necesidades.
Por ello, la alcaldesa Juana Guardiola vuelve a reclamar a la Consejería de Educación inversiones para estas instalaciones “estas necesidades de inversión exceden a las competencias municipales, e únicamente podemos realizar trabajos de mantenimiento”, asegura la primera edil quien añade que “los centros educativos de Jumilla, salvo el nuevo Príncipe Felipe, que se estrenó en plena pandemia, tienen ya muchos años y precisan de inversiones, algunas de ellas verdaderamente necesarias y urgentes”.
Hace unas semanas, la alcaldesa hizo traslado de estas peticiones a la consejera de Educación, María Isabel Campuzano.

Principales necesidades

Algunas de las inversiones de mayor importancia que se demandan son una nueva pista deportiva en el patio del San Francisco, así como la renovación de la calefacción de gas o mejoras en eficiencia energética. También necesita una nueva pista, dado su estado de deterioro, el colegio Mariano Suárez, así como la instalación de termos de agua caliente, mejoras en accesibilidad y sustitución de puertas y persianas.
El Carmen Conde demanda la construcción de un aulario para Educación Infantil, un sombraje para el patio y el cambio de calefacción de gas. En el Miguel Hernández se solicita un sombraje en el patio, el cambio de calefacción, así como varias puertas y aseos. El colegio Nuestra Señora de la Asunción también reclama el cambio de calefacción, además del alumbrado interior por led, aseos nuevos y el arreglo del pavimento del patio.


Por su parte, en la Escuela de Adultos es necesario instalar un ascensor, ya que no es un edificio accesible, y cambiar la calefacción a gas. Se solicita, además, la rehabilitación integral del antiguo colegio Príncipe Felipe, que se ha convertido en ampliación del IES Infanta Elena. El otro instituto, el Arzobispo Lozano precisa de fuerte inversión en ampliación de espacio.
Asimismo, la alcaldesa también trasladó, de nuevo, a la Consejería de Educación el informe de deficiencias de las obras de construcción del nuevo Príncipe Felipe.

Share This Post On