Se invierten 54.500 euros en actuaciones para mejorar la accesibilidad

En pasos de peatones, esquinas y en varios accesos a edificios municipales

Por parte del Ayuntamiento en este 2016

El Consejo de Gobierno del pasado cinco de diciembre aprobó el proyecto de Ley de Accesibilidad Universal de la Región de Murcia, que busca promover y garantizar los derechos de las personas con discapacidad, la igualdad de oportunidades y su inclusión social. Una vez aprobado el proyecto de ley, el texto pasa a la Asamblea Regional para su tramitación parlamentaria.

Por este motivo, Siete Días Jumilla ha querido conocer qué actuaciones se han realizado en Jumilla en esta materia, así como las carencias que siguen existiendo.

De esta forma, a lo largo de este año 2016, el Ayuntamiento ha invertido la cantidad de 54.500 euros en diferentes actuaciones para mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad. De la partida presupuestaria de Política Social se han destinado 45.000 euros, con acciones para discapacitados físicos y sensoriales, sobre la visión.

Igualmente se ha mejorado  la accesibilidad en aceras antiguas mediante vados rebajados en pasos de peatones y esquinas, con un total de 10 actuaciones en la pedanía de la Estacada y 17 obras en varias calles y avenidas del casco urbano. También se han adaptado el acceso al Centro Sociocultural Roque Baños, al Centro Médico del Barrio San Juan y al local de la Asociación de Fibromialgia.

Asimismo, del presupuesto de Educación, se ha destinado una partida de 7.500 euros para mejora del acceso al Centro de Educación de Adultos y 2.000 euros para el cambio de puertas de los aseos del Pabellón Municipal de Deportes.

Por su parte, el pasado año 2015 se dedicaron 20.000 euros para el rebaje de todos los pasos de peatones elevados del casco urbano.

Compromiso para 2017

Para el próximo ejercicio 2017, según fuentes municipales, existe el compromiso de mejora progresiva con aportación municipal anual de al menos la misma cantidad que este año.

Se continuará con los vados rebajados en pasos de peatones y en esquinas de calles céntricas, pues en ellas se encuentran la mayoría de comercios, servicios y centros públicos del municipio.

Es necesario realizar también actuaciones en las pedanías Cañada del Trigo y Torre del Rico. Respecto a edificios públicos es necesario mejorar el acceso al Ayuntamiento por la calle Cánovas, Universidad Popular, locales de las asociaciones ubicadas en el Cuarto Distrito, Iglesia Mayor de Santiago, Centro para la Igualdad, aseos públicos ubicados en el jardín del Rey Don Pedro y el Mercado de Abastos. Igualmente requieren de actuaciones el Teatro Vico para el acceso al hall, la Oficina de Turismo y acceso al Rey Don Pedro.

A pesar de las actuaciones ejecutadas, en todo el municipio siguen existiendo numerosas calles con aceras sin vado rebajado y muy estrechas; farolas, papeleras  y/o pivotes en algunas aceras que dificultan el paso y fuentes de agua potable en jardines con bordillos.

Para la detección de las necesidades de mejora de accesibilidad se han tenido en cuenta las aportaciones de Aspajunide (Asociación de Padres Jumillanos de Niños Deficientes) y Amfiju (Asociación de Minusválidos Físicos de Jumilla).

Aspajunide y Amfiju, satisfechos, pero reclaman más actuaciones

 Aspajunide considera que las necesidades de accesibilidad de Jumilla son muchas por su arquitectura histórica, pero están satisfechos por las mejoras que recientemente se están llevando a cabo por el Ayuntamiento de Jumilla en las zonas de mayor tránsito de la ciudad, así como en varios edificios municipales. También añaden que “son conscientes de que de un día para otro no se pueden solucionar todas las carencias, pero el compromiso por conseguirlo poco a poco parece claro”. Sirva de ejemplo que, en La Estacada, pedanía donde Aspajunide tiene uno de sus centros con muchas personas con problemas de movilidad, ya se ha actuado sobre muchas de las barreras arquitectónicas que existían.

Por su parte, desde AMFIJU se han aportado varios informes y se van acometiendo arreglos y eliminaciones de barreras en vías públicas y en algún edificio como el acceso al Roque Baños.

Sin embargo, tienen constancia que se están realizando intervenciones en otros edificios, como el Centro Cívico del Alpicoz y en esta obra no se ha contemplado la accesibilidad del mismo. Todavía quedan muchos edificios públicos desde dependencias municipales a colegios, pasando por instalaciones deportivas, culturales y otras donde “la accesibilidad es nula o de muy difícil acceso”.

También apuntan que “transitar con silla de ruedas es casi imposible por la mayoría de calles del municipio aunque se han ido acometiendo mejoras en las principales avenidas (Reyes Católicos y Levante)”.

Author: Siete Días

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This